La moda de pijamas: de la cama a la calle

Ropa de cama a la calle

Años atrás, los niños especialmente no se preocupaban tanto por cómo lucían al momento de estar en una época cálida como el verano y querer salir un rato a la noche. Es más, muchos intercalaban piezas de su pijama con alguna otra prenda y salían así en busca de aventuras.

Parece que hoy hemos vuelto a esa época porque se están creando e imponiendo una cantidad de modelos de prendas que tienen su inspiración en los pijamas y los camisones pero que están creados para lucir fuera de la cama.

Entre las opciones se encuentran los saltos de cama y las batas que han adoptado un nuevo look pero siguiendo esas líneas de origen. Lo que se saca de estas prendas es su holgura, su comodidad y su capacidad de flotar un poco en el espacio permitiendo que una luzca cual ángel.

Ropa de cama a la calle

De los camisones sacan ideas para crear diferentes estilos de vestidos, que pueden tener más o menos escote, pero que a fin de cuentas son camisolas un poco más largas y que prácticamente uno podría decir que para dormir también sirven. Pero hay otro aspecto de la ropa para ir a la cama que se ha tomado en consideración, y ahí entran el encaje, los calados, la puntilla y el crochet.

Ropa de cama a la calle

Esto ya permite crear prendas más sexies y jugadas, que permiten utilizar esas telas para inventar ropa con transparencias y vestidos cortos con encaje muy sensuales. Es una moda interesante, para las noches en que queremos salir un poco de la rutina.

Ropa de cama a la calle

 Ropa de cama a la calle

Ropa de cama a la calleRopa de cama a la calle

Vía | vogue

Artículos recomendados

Comentarios