Pies perfectos: tratamientos hogareños

tratamientos-pies.jpg

Al igual que el cuidado de las manos, el de los pies también es muy importante. Y no solo es por una cuestión de estética justo ahora que llega el calor y todas andamos de ojotas o sandalias abiertas, si no por que le hace bien a tu salud. Con solo mimar tus pies media hora a la semana te sentirás mejor, disminuyendo las molestias y dolores. Y lo mejor es que hay simples tratamientos que puedes hacer en casa. Hoy te contamos más de ellos.

PIEDRA PÓMEZ

Qué conviene: Aunque es un material muy antiguo, se sigue usando por el beneficio que aporta a los pies. Se frota sobre las zonas endurecidas.

Qué evitar: No se usará en caso de grietas ni uñas encarnadas en la piel porque puede incrementar el problema: porque la piedra pómez realiza una acción exfoliante que descapa la piel endurecida como si fuera una especie de borrador.

Una sugerencia:
Reblandecer la piel de los pies con un baño de agua caliente, antes de masajear las zonas de piel dura o gruesa con la piedra pómez.

ACEITES PARA SUAVIZAR

Qué conviene:
Con tan solo aplicar, en la zona a tratar, unas gotas de aceite esencial diluído en una solución grasa se consigue transformar, de forma rápida, la aspereza de una piel casi agrietada en una epidermis suave y esponjosa.

Qué evitar:
Aplicar aceites durante el día, sobre todo en pies sudorosos o con tendencia al frío, porque la grasa que aportan intensifica la natural.

Una sugerencia:
Los talones agrietados y resecos recuperan su hidratación con sólo aplicar fórmulas ricas en aceites. Para incrementar la acción, conviene masajear el producto durante la aplicación, así como ponerse calcetines por la noche.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.