Pies impecables

pedicura-perfecta.jpg

Se acerca el verano y obviamente todas comenzamos a mostrar más piel. Sobre todo, los pies, que los venimos guardando durante todo el otoño e invierno, y seamos sinceros... Mientras no se ven poco los cuidamos. Pero si vas a empezar a usar tus viejas y queridas ojotas o bien bellas sandalias, es tiempo de mimar tus pies.

Para hacerte una perfecta pedicura no es necesario ir al salón y gastar dinero innecesariamente. Es algo que puedes hacer en la comodidad de tu casa con los simples pasos que te contamos a continuación.

1. Cortar las uñas.
Las uñas deben cortarse con los alicates para evitar que se deshojen. El corte debe ser recto, nunca dibujando la forma redondeada del dedo porque la uña puede encarnarse y provocar un uñero (es cuando la uña crece dentro de la carne), que es muy doloroso y que puede provocar la infección de la uña. A continuación, hay que pulirlas con una lima de esmeril.

2. Cutículas.
Las cutículas se ablandan con agua tibia o con un aceite que disuelva las pieles demasiado gruesas. Sobre todo, no se deben cortar, sino que lo más correcto es retirarlas con la ayuda de un palillo de madera de naranjo. Guarda tu set de pedicura en el baño, de forma que puedas alcanzarlo con facilidad cuando estés en la bañera. Hazlo una vez al mes como mínimo.

3. Esmalte.
Tras limpiar y pulir, con la ayuda del taco blanco, la superficie de la uña, se extiende el esmalte. Se recomienda usar uno que sea rico en queratina, calcio y vitaminas protectoras. Pero si tu uñas están especialmente debilitadas (se deshojan y/o tienen manchas blancas), toma complejos de vitamina  B para endurecerlas y aplica sobre las uñas aceites esenciales regenerantes. La elección del color del esmalte es totalmente personal.

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.