Recetas caseras para cuidar tu cabello y tu bolsillo (I)

Imagen de Franca
Enviado por: Franca

¿No te ha pasado muchas veces de sentir que hay mil millones de marcas y productos que te garantizan un cabello fuerte, brillante, ni seco ni graso, que no sufre caídas ni puntas florecidas, pero que tu presupuesto del mes no te alcanza para comprarte todos y cada uno?

En esta vida todo tiene solución, y en muchos casos esta viene dada del ingenio personal. Me estoy refiriendo a la cantidad de soluciones caseras que existen para mejorar el aspecto de tu cabello y que seguramente sean mucho más naturales que todas las otras que pudieras comprar.

Si tu pelo es seco, el más práctico remedio es (aunque no lo creas) viene de la mano del huevo. Si bates una yema con dos cucharadas de aceite de almendra y unas gotas de jugo de limón, alcanzarás una receta perfecta para darle el aspecto saludable que tu cabellera está necesitando. El procedimiento para aplicarlo es simple: esparces la mezcla por todo tu pelo, te pones un gorro y esperas 20 minutos. Luego lo lavas bien hasta que no quede rastro de la yema.

¿Tu pelo es rebelde y difícil de peinar? Seguramente se deba a que le faltan nutrientes por haberlo maltratado. Una buena medida es aportarte los aceites que necesite. Para ello una excelente solución es rociar el cabello con un poco de aceite de oliva tibio, que deberás cubrirlo por 20 minutos con una toalla húmeda también tibia, a la que te aconsejo que la recalientes cuando se enfríe, porque esto asegura que el aceite se impregne más en el cabello y le transmita sus nutrientes.

Te sorprenderías de saber que el perejil puede salvar tu cabello si se ha quemado con alguna tintura mal aplicada. Esta planta es un excelente reestructurador del cabello. La receta consiste en hervir algunas ramas de perejil en 1 litro de agua hasta que se resuma y solo quede un cuarto de agua. De lo que resulte, solo nos quedaremos con el perejil, el agua puedes tirarla. Ese concentrado de perejil debes aplicarlo a tu cabello y dejar que éste absorba todos sus nutrientes. Para mejores resultados puedes hacer este tratamiento 2 veces por semana.

La última receta casera de hoy consiste en utilizar menta. Esta servirá para aquellas personas que sufren de la caspa o el exceso de grasa. La preparación es similar a la del perejil, solo que debe aplicarse luego del lavado de tu cabello con champú. En lugar de la crema de enjuaje utilizas la menta y luego la enjuagas. Verás qué buenos resultados obtienes.

Artículos recomendados