Vestidos charleston

Los vestidos de charleston están inspirados en la década de 1920, y suelen tener como característica común un corte recto, sin mangas, corto y con flecos.

Este tipo de vestidos se han transformado con el paso de los años, adaptándose a las modas, por eso hay diferentes opciones a la hora de llevar un vestido de charleston. ¿Quieres ver distintos modelos?

Clásico

El vestido clásico de charleston es de colores llamativos -plateado, dorado o negro-, corto y con flecos. Además, tiene un corte sencillo y recto que no acentúa la cintura ni el pecho. No tiene escote, y los tirantes suelen ser medianamente finos.

Es la opción más fácil de llevar y se puede utilizar con unos zapatos sencillos de tacón.

Flecos diferentes

Los flecos no siempre tienen que ser verticales, y con eso juegan algunos diseños. Este por ejemplo combina dos colores de flecos -blanco y negro- que hacen trazos horizontales y verticales, combinando flecos más largos y cortos para dar un estilo único.

Combina con unas bonitas sandalias de tacón fino y listo.

Símil falda

Otra excelente opción es utilizar una blusa y una falda que parezcan un vestido, o un vestido que se asemeje a estas dos piezas.

De esta forma, la blusa será lisa y la parte de la falda tendrá los flecos. Intenta escoger un color liso y llamativo para combinar con un clutch o bolso en un tono nude.

Para el día a día

Sí, a lo mejor te suena un poco extraño, pero los vestidos charleston no solo son para ocasiones formales. Podemos elegir vestidos para el día a día -incluso este para la playa- que tengan un toque relacionado al charleston, aunque no sean esencialmente de este estilo.

Flecos, corte del vestido, un color atrevido son buenos puntos a tener en cuenta.

Flecos abajo

Una opción más discreta es utilizar un vestido liso que tenga flecos solo al final. Esto te ayudará a darle más forma a tu cuerpo y dejarle un toque original al vestido.

Sigue manteniendo la idea de sencillez en los accesorios, porque igualmente los flecos ya son bastante llamativos.

Con otros elementos

Ya vimos que los vestidos charleston no tienen que tener muchos flecos siempre, sino que pueden ser un detalle del vestido. Así, tenemos la opción de tener vestidos con bordados, encajes, escotes y diferentes cortes que incluyan en menor medida el punto más significativo del charleston: los flecos.

¿Te gustan los vestidos estilo charleston? ¿Tienes alguno o no te animas a probarlos?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados