Masajes descontracturantes

Imagen de Mariana Di Giacomo
Enviado por: Mariana Di Giacomo

Cuando oímos hablar de masajes nuestra mente nos hace sentir felices porque pensamos en el placer de que alguien masajee nuestro cuerpo para quitarle todo aquéllo que nos molesta. Existen varios tipos de masajes, pero esencialmente se pueden dividir en estéticos y terapéuticos. Los estéticos son aquéllos que nos hacemos para eliminar la celulitis, estrías y esculpir nuestro cuerpo. Los terapéuticos los hacemos para quitarnos contracturas y mejorar problemas posturales o de espalda.

Se cree que los masajes han sido la terapia alternativa más antigua del mundo. Ya hace miles de años que los trabajadores (y no tanto) requerían de esta técnica para hacer desaparecer dolores que los aquejaban. Existen muchísimas técnicas de masaje, pero voy a centrarme esencialmente en tres: Shiatsu, Sueco y piedras calientes.

Si te interesa, sígueme...

Masaje Shiatsu: Es el que se practica en la sociedad occidental. Consiste en un masajista aplicando presión con dedos, palmas e incluso codos en las distintas zonas de acupresión para que la energía vital (chi) fluya mejor y alivie dolores y haga que la sangre y linfa fluyan mejor por el cuerpo. Los efectos secundarios pueden ser como los síntomas de una gripe, pero son consecuencia de la intensa relajación. Duran alrededor de 24 horas la primera vez y van disminuyendo a medida que avanzan las sesiones.

Masaje Sueco: En este tipo de masaje se utiliza la presión, fricción y pequeños golpes vibratorios para aliviar dolores, tensión muscular y brindar flexibilidad a los músculos. En esta técnica se utilizan aceites para evitar los dolores en la piel por causa de la fricción y para estimular el sentido del olfato y crear un ambiente de relajación.

Piedras calientes: El nombre no es del todo correcto ya que se usan piedras en un amplio rango de temperaturas (desde -18ºC a 60ºC). Las piedras calientes hacen que la sangre y linfa fluya, curando los tejidos más profundos, mientras que las piedras frías ayudan a curar la inflamación y hacen que la sangre se retire de las zonas hinchadas. Este masaje es acompañado con masajes manuales para estimular aún más la curación y relajación.

Artículos recomendados

Comentarios