Tratamiento para cabello seco

Cuando el cabello pierde humectación queda seco, sin vida y frágil. Durante el verano, el cabello se deshidrata por el sol, el cloro de la piscina o la sal del mar. Aunque durante el invierno también se seca debido a las temperaturas y el viento. Por eso es fundamental no solo aplicar tratamientos para el cabello profundos que lo humecten sino también tratar de revitalizarlo e hidratarlo diariamente todo el año.

Sigue este tratamiento para cabello seco para que puedas lucir un cabello radiante, hidratado y con brillo.

Acondicionamiento profundo

Si tienes cabello seco, la mejor forma de hidratarlo es aplicando un tratamiento de acondicionamiento profundo una vez a la semana. Normalmente estos tratamientos se dejan durante 15 a 30 minutos para penetrar en los folículos del pelo.

Hay una gran variedad de este tipo de tratamientos para el cabello, la clave está en buscar productos que contengan ingredientes humectantes como proteínas o aceite de oliva. También puedes crear un tratamiento acondicionador casero: la mayonesa es un gran ingrediente, al igual que los aguacates y la miel.

Usa un shampoo humectante

Algunos shampoos pueden eliminar los aceites naturales del cabello y por ende su humectación natural. Por eso, para lucir un cabello hidratado es conveniente que uses un shampoo específico para cabello seco.

Busca un shampoo humectante y evita los productos que contengan un alto nivel de alcohol, ya que secan el cabello aún más. El shampoo humectante contiene aceites e ingredientes que ayudan a mantener la humectación.

Cepilla el cabello

Cepillar el pelo con dedicación dos veces al día ayudará a distribuir los aceites del cuero cabelludo por todo el cabello. Elige un cepillo de cerdas suaves y evita tirar o jalar del cabello. Cepilla con cuidado y estarás ayudando a estimular el cuero cabelludo y aumentando los aceites naturales para obtener un brillo extra. Además, el cepillado ayuda a remover la suciedad y las partículas que dañan el cabello.

Evita cepillar el cabello húmedo, en esos casos es conveniente usar un peine de cerdas anchas para desenredarlo.

Seca el cabello naturalmente

Los secadores, las planchitas y demás herramientas de calor hacen que el cabello se seque todavía más, se vuelva débil y frágil. Lo mejor es dejar que el cabello se seque de forma natural.

Si no tienes tiempo, seca primero con una toalla para absorber la humedad y termina con el secador. Nunca frotes tu cabello muy fuerte con la toalla porque puedes dañarlo sobre todo si está deshidratado.

Incorpora una dieta balanceada

Una dieta saludable es fundamental si quieres un cabello sano. Una dieta que contenga vegetales verdes, frutas, granos enteros, proteínas magras y grasas saludables es ideal para un organismo y un cabello saludable. Las alimentos ricos en proteínas y con un alto contenido de vitaminas A, B, C, D, y K son especialmente beneficiosos para el pelo. También debes incorporar alimentos que contengan sílice, un mineral que ayuda a lograr un cabello fuerte, sano y brillante. Papas, pepinos y espárragos son algunos de estos alimentos.

Si tu cabello se encuentra frágil y débil es probable que necesites ácidos grasos esenciales. Para ello consume alimentos como atún, sardinas, semillas de lino, aguacates, aceitunas y frutos secos. Con una dieta de este tipo disfrutarás no solo de un cabello radiante sino de una piel y un organismo más saludable.

Incorpora estos tips para tratar el cabello seco a tu rutina diaria para disfrutar de un cabello humectado, con brillo y saludable. ¡Y dile adiós al cabello seco, débil y frágil! ¿Tienes algún otro tip para humectar el cabello?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados