Cómo hacer peinados sencillos

Imagen de Mariana Di Giacomo
Enviado por: Mariana Di Giacomo

Cuando nos alistamos en la mañana, además de nuestra vestimenta y zapatos, debemos preocuparnos de nuestro cabello. Muchas veces luchamos con él y terminamos diciéndole al estilista que nos haga un corte para usarlo siempre suelto y no tener que preocuparnos de peinarlo mucho.

Pero si realmente amas los peinados bellos y no sabes cómo hacerlos, entonces puedo decirte que es muy sencillo, sólo debes mirar lo que viene a continuación. Confía en mi, verás cinco peinados imperdibles y muy sencillos.

Aprende cómo hacer peinados sencillos:

Cabello suelto: peinar el cabello suelto es muy sencillo. Sólo debes elegir si llevas raya al medio, a un costado o un flequillo. Para darle un poco de movimiento a tu pelo sólo debes hacer unos bucles en las puntas, imperdible.

Trenza al costado: toma tu cabello y llévalo todo hacia un costado. Ahora separa algunos mechones de alrededor de tu rostro y déjalos caer como si hubieras olvidado incluirlos en la trenza. Ahora trenza ese cabello que habías dejado en el costado. Puedes trenzar hasta el final o sólo una parte. Definitivamente no puede tomarte más de 5 minutos.

Cola de caballo: es un peinado clásico que puede servir para tu vida diaria y no sólo para ir al gimnasio. Primero debes decidir tres cosas. La primera, si será una cola alta o baja; la segunda, si el cabello que rodea tu rostro irá en la cola o no, y la tercera, si la cola será hacia atrás o a un costado. Ahora toma tu cabello y sujétalo con una banda. Si quieres cubrirla, toma un mechón fino y rodéala, sujeta ese mechón donde no se vea con un ondulín.

Recogido: es el más complicado de los peinados que aparecen hoy. Primero decide si quieres un recogido alto o uno bajo, tirante o flojo, y si los mechones de alrededor de tu cabello estarán dentro o fuera de él. Ahora toma todo tu cabello y tornéalo. A medida que lo vas torneando éste se irá doblando solo, pegado a tu cabeza. Haz un espiral con él y sujeta la punta del cabello con un ondulín, donde no se vea. ¡Y listo!

Semi-recogido: son también muy sencillos. Lo primero que debes pensar es si el cabello que rodea tu rostro va dentro del semi-recogido o no. Ahora toma aproximadamente la mitad superior de tu cabello y llévala hacia atrás. Sujétala con una banda o un broche. Si elijes una banda puedes cubrirla como en el peinado de la cola de caballo.

Ahora que sabes cómo hacer peinados sencillos, no dejes de peinarte cada mañana!

Artículos recomendados

Comentarios