Cómo cuidar los zapatos

Cómo cuidar los zapatos.JPG

¿Eres cuidadosa con tus zapatos? ¿O eres la típica que se los quita y los deja tirados en el suelo de la habitación hasta que los vuelve a usar? A veces podemos ser descuidadas con nuestros zapatos, ignorando que – aun sin usarlos – el hecho de no lavarlos adecuadamente ni guardarlos en el lugar apropiado pueden arruinar hasta el par de mejor calidad.

Ya te enseñamos cómo cuidar prendas de cuero. Ahora es el turno de presentarte algunos tips para que sepas cómo cuidar los zapatos, desde tus zapatillas Converse hasta tus botas de invierno y más preciados zapatos de fiesta.

Sigue estos consejos para que tus zapatos se vean siempre lindos y te duren mucho más.

Zapatos de fiesta. Uno de los lugares donde más se ensucian los zapatos con el uso es el de la suela interior y a ambos lados de la misma. Si bien no está a la vista, debemos limpiarla para preservar la calidad de nuestros zapatos. ¡Además directamente pueden ensuciarte los pies! Limpiarlo es sencillo: con agua y jabón de lavar alcanza. No te olvides de lavar la plantilla.

Cuando los guardes no los apiles uno encima del otro sino uno al lado de otro. En vez de guardarlos dentro de la caja, es mejor que los ubiques dentro de una bolsa de zapatos de tela. Las bolsas los protegen mucho más.

Zapatillas. Al ser el tipo de calzado que más usamos en nuestro día a día es probable que se ensucien o desgasten con más frecuencia. Por eso debemos cuidarlas tanto como a nuestros zapatos de fiesta. Limpia y friega la tela con agua y jabón utilizando un cepillo de dientes viejo para quitar toda la suciedad. O si no, también puedes colocar tus zapatillas en la lavadora con agua fría (el agua caliente puede encogerlos) pero primero, chequea la etiqueta para saber si se puede, ya que hay determinado tipo de calzado que se arruinan en la lavadora.

Para secarlas, colócalas a la luz del sol durante todo un día. Como el secado puede demorar y tal vez estés apurada, puedes ayudarte con un secador de pelo. En el día a día, también intenta dejarlas al aire libre para quitarles el olor.

Botas de invierno. Cuando llega el verano, guárdalas bien: llénalas de papel para evitar que se doblen o se formen pliegues. Para preservar su forma y calidad asegúrate de guardarlas en un sitio apartado: ¡que no queden aplastadas por los demás zapatos!

Cuando llega el momento de usarlas, quítales el relleno de papel y ponlas al sol durante algunas horas para deshacerte del olor a humedad. Si son botas de gamuza, cepíllalas y si son de cuero, aplica una solución suave de agua y jabón con una esponja.

Cuidemos de nuestros zapatos, como si fueran parte de nuestros pies ;)

Artículos recomendados

1 Comentarios

Imagen de ZdanaZ

Gracias por los consejos, realmente necesitaba orientación para aprender a cuidar bien el calzado porque luego sale carísimo tener que comprar más, aunque siempre habrán modelos que nos encanten y nos lo llevemos a casa.

Vie, 2013-08-02 12:41
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.