Cómo prepararse para el Papanicolau

comoprepararteparaelpap2.jpg Dmitri Mihhailov - RF - Thinkstock

Papanicolau. Su simple nombre ya nos estresa. Pero si queremos seguir sanas y bellas es recomendable que nos realicemos este estudio por lo menos una vez al año, pues al practicarlo contribuyes a evitar que algunas enfermedades como el Cáncer o el Virus del Papiloma Humano (VPH) se desarrollen en tu cuerpo.

Este estudio requiere una preparación especial, que no es complicada pero debes tomar en cuenta para llegar al examen tranquila y segura.

Nada de sexo 48 horas antes

comoprepararteparaelpap3.jpgSi existen residuos de líquidos corporales en tu vagina, el laboratorista puede tener una lectura anormal, lo cual ocasionaría que te preocupes en vano por los malos resultados, y en segunda que te vuelvan a practicar el estudio. (No, tampoco aplica aunque lo hagas con condón)

Adiós medicamentos

comoprepararteparaelpap5.jpgPor lo menos el mismo lapso de tiempo que la abstinencia de sexo, dos días antes nada de medicaciones para tu vagina, ni duchas vaginales, ni nada de eso... si no quieres volver a visitar la clínica para una segunda toma de muestras.

Menstruación

comopreparaseparaelpap6.jpgSi acaso te encuentras “en tus días”, tendrás que esperar para practicarte el examen, ya que aparte de no ser higiénico, tu cuerpo está muy sensible durante estos días, lo que podría resultar en una toma de muestras muy dolorosa.

Date un baño caliente

comoprepararteparaelpap7.jpgUn día antes de visitar la clínica, métete a la ducha y date un buen baño con agua caliente. Esto relajará tus músculos y te preparará para el examen. Utiliza un aceite de lavanda o romero para disminuir el estrés y las ansias por la prueba.

Piensa positivo

comopreparateparaelpap8.jpgTan pronto llegues al laboratorio o la clínica, piensa que solo durará unos minutos y estarás fuera de ahí. Coopera con la persona que te atienda, y si llegan a ser muy rudos los movimientos que sientas allá abajo, déjaselo saber a la laboratorista; a veces como ellos también desean terminar lo más pronto posible, pueden llegar a lastimarte sin querer. Por sobre todo conserva la calma, piensa positivo, y respira profundo.

Verás que después de seguir estos tips nunca te preocuparás por visitar la clínica de nuevo. Recuerda siempre seguir las instrucciones de tu médico y cuidar tu cuerpo tanto como cuidas tu apariencia. ¡Suerte!

Artículos recomendados

0 Comentarios

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.