Depilación íntima casera

Imagen de Flupu
Enviado por: Flupu

¿Dijeron "depilación íntima"? ¡¡¡Auuuch!!! Se me vienen a la mente las molestias que me causa este hábito de belleza, aunque después me olvido de todo porque los resultados realmente valen la pena. Cuando estamos en verano, las mayoría de las mujeres recurrimos a la depilación de las zonas íntimas para lucir el bikini, además de las tradicionales depilación de piernas y axilas, claro.

Hoy en día existen muchas técnicas para la depilación íntima. Incluso, podemos ir a un centro de estética y lograr una entrepierna bien depilada y hasta sin dolor en cuestión de minutos. Sin embargo, hay muchas a las que quizá les de pudor, pues no es lo mismo que te depilen la zona púbica a que te depilen las piernas... Por ello, aquí te traigo algunos consejos para que puedas hacerte una depilación íntima casera en la comodidad de tu casa.

Métodos de depilación casera

Antes de comenzar, es preferible que recortes los vellos de la zona púbica hasta que queden menos. Luego de ello puedes usar varios métodos caseros para depilarte, dependiendo del tiempo que tengas y el dolor que estés o no dispuesta a tolerar, y obviamente el tipo de depilación que buscas; si uno duradero o uno para unos pocos días.

Afeitar

¿Te invitaron a la playa por el fin de semana? OK, puedes usar este método sin problemas, pues seguramente te sirva para un par de días, pero justamente esa es su desventaja: al no quitarlos de la raíz, los vellos crecen más rápidamente que con otro método de depilación. ¡Seguramente el lunes ya tengas bastantes crecidos! La gran ventaja es que es rápido e indoloro.

Si te rasuras con rastrillo la zona debes tomar algunas precauciones, como aplicar algún producto para facilitar el rasurado (puedes utilizar acondicionador de cabello, con un poco de agua, para que no se irrite tanto), levantar los vellos antes de rasurarlos y no presionar demasiado la afeitadora para cortarlos.

No ducharte con agua caliente unas horas después de afeitarte, ya que se pueden irritar los poros e intenta usar ropa suave después de la depilación.

Otro método menos irritante que el rastrillo son las cremas depilatorias, aunque su resultado tampoco es tan duradero.

Depilación con cera

La depilación con cera de la zona íntima es una de las técnicas preferidas, pues es completa y prolongada. Es dolorosa, sí, pero como les decía, los resultados valen la pena porque puedes mantenerla por varias semanas.

Tú misma puedes hacer una depilación íntima en tu casa, con comprar la cera y aplicarla, o bien hacer una mezcla casera, aunque a esta última debes probarla en alguna otra zona del cuerpo -piernas, por ejemplo- antes de usarla en el pubis, la piel de ahí es muy delicada y podrías irritarte mucho.

¿Cómo depilarse con cera en casa?

  • Primero corta los vellos de la zona púbica; si tienes muchos, con una tijera, cuidando de no dejarlos demasiado cortos para que pueda actuar la cera.
  • Utiliza un producto pre-depilatorio para preparar tu piel y aplica la cera en sentido contrario a los vellos.
  • Para retirar la cera debes mantener la piel tirante y retirarla desde el lado que quede libre de pelos, realizando un tirón rápido en la dirección opuesta al crecimiento de los vellos.
  • Después puedes retirar los vellos que queden con una pinza.
  • Eliminar cualquier residuo posible con un removedor de cera.
  • Puedes aplicar gel de aloe vera para suavizar tu piel después de la depilación.

Debes tener cuidado con la zona después de la depilación, porque el área del bikini tiene una tendencia a los vellos encarnados. Dos días después de la depilación puedes aplicar un exfoliante para evitarlos.

¿Cómo evitar efectos indeseados en la depilación?

Dolor, enrojecimiento, irritación, vellos encarnados... Sin dudas, la depilación de las partes íntimas tiene efectos indeseados, pero no por ello la vamos a dejar de hacer. Además, muchos de estos inconvenientes se pueden prevenir. ¿Cómo? Y con un poco de experiencia. Lo recomendado antes de hacer una depilación en las zonas íntimas -con cera, especialmente- es que aprendas a hacerla correctamente en otras áreas, como las piernas y los brazos.

Depilarse no es fácil y menos en las zonas íntimas, por lo que tienes que ser valiente para hacerlo y tener experiencia para que no sufras más de la cuenta. Si tienes dudas, acude con un profesional que te ayudará a pasar la difícil experiencia de la mejor manera.

¿Cómo te depilas tu zona íntima? ¿Qué métodos prefieres?

Artículos recomendados