¿Cómo hacer que tu chico se enamore de ti?

Ya has encontrado al hombre correcto, pero lamentablemente Cupido aún no ha hecho su trabajo indicado. De todas formas, puedes implementar un buena cantidad de tips para lograr enamorar a tu chico deseado con mucho éxito.

¿Ya sabes si él está interesado en ti? ¿Estás decidida por él? ¿Deseas tener una relación? Pues saber la respuesta a todos éstas interrogantes no es una tarea tan fácil como parece, en especial si se dispone de una personalidad insegura y débil.

Pero ¡tranquila! te contaré unos cuantos tips a continuación para que descifres su comportamiento, conozcas el tuyo, y hagas que tu chico se enamore perdidamente de ti.

Sé tú misma

El primer consejo a seguir, y quizás también el más sensato, es mostrar siempre la personalidad que tienes. Nunca pretendas ser alguien que en verdad no eres, ni demuestres comportamientos que no acostumbras simplemente por llamar la atención de ciertas personas.

Si el chico que has elegido verdaderamente se interesa en ti, debe hacerlo por tu verdadera personalidad, y no por una pantalla falsa que hayas propuesto para atraerlo.

Pasemos al siguiente tip...

Optimiza tu apariencia

Optimizar tu apariencia es un tip muy importante. Pero ¡cuidado! Esto no significa que debas adelgazar, comprarte toneladas de ropa, o cambiar rotundamente tu cabello.

La idea simplemente es estar lo más atractiva posible, y siempre prolija para que él vea lo bonita que puedes ser, incluso estando sin maquillaje.

Escucha a tu chico

A los chicos les encanta hablar, a no ser, claro, que te hayas enamorado de un hombre tímido y con una personalidad bastante particular.

El mejor consejo es escuchar todas las anécdotas y cuentos que él tenga para hacerte, prestando atención, y fingiendo estar interesada (si es que no lo estás) para que se note tu atención hacia él, y tu importancia hacia las cosas de las que él te está hablando.

Siempre sonríe

Ya todas sabemos que ellos siempre prefieren chicas alegres, y sumamente felices, antes que chicas amargadas, mal humoradas, y que se estén quejando todo el día. Entonces, si eres malhumorada y quejosa, trata de abstenerte.

No con el fin de tratar de impresionar a tu chico con una personalidad que no es la tuya, sino con el objetivo de mejorar tus días, y disfrutar más de la vida. Recuerda además, que una sonrisa dice mucho...

Coquetea

Trata de coquetear con tu chico. No de una manera muy evidente, pero sí es muy recomendable que realices un pequeño coqueteo para que él note que estás al menos un poco interesada en él. Otros de los motivos más importantes es que los hombres adoran recibir atención, al igual que nosotras, y apuesto unas pequeñas bombardeadas de coqueteo quizás vengan muy bien a la situación.

¿Cómo hacerlo? Muy fácil. Tira delicadamente de su cabello, echa la cabeza hacia atrás y sonríe, míralo mucho, mueve mucho tus pestañas, y habla con tono de voz bastante suave. Si de todas formas tienes otras tácticas personales, también puedes aplicarlas.

Sé diferente a las otras

¡No queremos que piense que eres igual a las otras chicas! Motivo por el que demostrarás ser básicamente única, y sumamente especial.

No tengas miedo de poner a la luz todos tus gustos e intereses, de comentar todas tus opiniones, y de abrirte plenamente para que él conozca lo mejor y lo peor de ti.

Sé ingeniosa y divertida

Ellos se sienten muy atraídos por todas aquellas chicas que presentan un especial sentido del humor.

Este tip se encuentra muy relacionado con el cuarto consejo que les comentaba, por lo que demostrar ser alegre, y quizás (si te anímas) realizar algún que otro chiste entre charla y charla puede resultar una espléndida idea.

Haz un contacto

Por último, aunque no por ello menos fundamental que los otros tips, es necesario comenzar un contacto. Puedes optar por tocar su mano muy disimuladamente, tirar delicadamente de su cabello, o realizar contactos físicos similares, sin irte al extremo. Recuerda que queremos atraerlo, ¡no asustarlo!

¡Ánimo chicas! Ya están todos los consejos para enamorarlo más fundamentales sobre la mesa. Tan solo resta saber cuándo y dónde aplicarlos correctamente. ¡Impleméntalos en tu próximo encuentro y después me cuentas!

Siguenos en facebook

Artículos recomendados