Cómo evitar quedarse dormida en el trabajo

evitar-quedarse-dormida-en-el-trabajo-1.jpg Creatas Images/Creatas/Thinkstock

Aún recuerdo ese tiempo, cuando además de ir a la escuela por la mañana, trabajar por la tarde y salir a divertirme por la noche, despertaba al día siguiente cual fresca lechuga. Sin embargo, esos tiempos se han ido, pues pareciera que con los años también se nos va la frescura y por ende la necesidad de sueño es mayor.

Ahora entre cuidar a los hijos y el trabajo, el día se ha terminado y desde las 4 de la tarde bostezo a todo lo que da. Si esto te está pasando, quizá quieras leer algunos de los remedios que he puesto en práctica para evitar quedarme dormida en el trabajo.

evitar-quedarse-dormida-en-el-trabajo-3.jpg iStockphoto/Thinkstock

Tips simples para no dormirse

Si te sientes a más no poder y bostezas sin parar, es hora de levantarte de tu silla y caminar un poco. El simple hecho de cambiar de posición le manda una orden al cerebro y éste se activa, más aún si te pones a caminar o a realizar alguna otra actividad. ¡Quedarte sentada es lo peor que puedes hacer!

Beber agua es otro remedio simple pero efectivo. El agua te hidrata y por lo tanto, te sentirás vigorizada aunque no hayas dormido.

Sin embargo, no a todas les gusta el agua así que un poco de cafeína puede ser la solución. No obstante, te recomiendo tomarte una taza de café a sorbos y lentamente a lo largo de día en lugar de hacerlo en un momento, así el efecto será duradero y no te sentirás demasiado excitada.

Si tienes una oficina con aire acondicionado, es hora de bajarle la temperatura, el cuerpo por naturaleza necesita cierta temperatura para relajarse así que castígalo un poco y oblígate a estar alerta.

evitar-quedarse-dormida-en-el-trabajo-2.jpg iStockphoto/Thinkstock

¡No luches contra el sueño!

Hay una frase que dice: “Si no puedes contra el enemigo, únetele”, y a veces esto es más que necesario. Si tienes la oportunidad de cerrar los ojos por 5 minutos puede que te ayude.

A veces esas siestas fugaces son mucho más reparadoras que estar peleando contra el sueño todo el día, lo cual sólo nos entorpece y puede ocasionarnos muchos problemas.

Eso sí, sólo si tienes la facilidad como una oficina para ti sola o trabajas desde casa... De lo contrario, mejor pide ayuda o permiso para descansar, pues tanto el quedarse dormida en el trabajo como el luchar contra el sueño puede ser contraproducente en tus tareas.

¿Tienes alguna experiencia para compartir?

Artículos recomendados

Comentarios