Miley Cyrus cada día cae más bajo

Imagen de Juliana Pereira
Enviado por: Juliana Pereira

Miley Cyrus está en una corrida desenfrenada para mostrarse como adulta, y a sus 17 años, cree que lo que hace que una persona sea adulta es la sexualidad, la falta de recato y el mal gusto. Evidentemente, está perdida.

Las fanáticas de la cantante la siguen defendiendo, pero cada día Miley se aleja más del personaje que la llevó a la fama, Hannah Montana, y se acerca más al temor de todo padre que se ocupe de sus hijos, un ícono de la sexualidad precoz.

Ya les mostró Lic. Cortisona cómo la actriz fingió besar a una de sus bailarinas en una reciente performance en el escenario, y cómo ese acto causó revuelos. De hecho, la propia Miley tuvo que escribir en su página que no besó a la bailarina, y que fue unicamente una actuación; dijo que esperaba que sus fanáticos no estén decepcionados, porque ella no ha hecho nada malo (??).

Todo depende del prisma con el que se mire, y quienes admiran a la adolescente, no se cansan de criticarme cuando digo que es un mal ejemplo, pero no creo que una joven de 17 años, vestida en un traje tan revelador y que se toca los pechos mientras baila en el Rock In Rio Spain, sea digna de admirar.

Eso es, en su última actuación en España, Miley no dudó en vestirse en un “tapa-poco-y-nada” negro, que podría ser lo que llamamos body, pero los bodys son usados como pieza de ropa interior, y la a Cyrus le parece apropiado usarlo en público.

Que me dirán que Lady Gaga, Madona, Christina Aguilera o cualquier otra también usan este tipo de ropas, y que también tienen comportamientos sexuales, pero yo les diré que todas ellas son mayores de edad, y Miley Cyrus aún es una niña, por más que se piense que esto es ser adulta.

Hace poco se mostró un video de Cyrus, con 16 años, bailando en la falda de un productor de cine de 45 años de edad, y la internet está plagada de fotos de esta joven, a sus 15 o 16 años, mostrandose en ropa interior o toqueteandose con sus amigas en la intimidad de su casa.

Aún no soy madre, pero de serlo, me preocuparía por la imagen que Miley Cyrus proyecta a las niñas del mundo, y personalmente ya he tenido que advertir a mi madrina del comportamiento de esta actriz, porque su hija, con tan solo 7 años, mira Hannah Montana e intenta imitarla, pero gracias al cielo, aún no ha empezado a mirar los videoclips de Miley Cyrus...

Artículos recomendados