Cómo calcular las bebidas para una fiesta

Imagen de Pablo Fernandez
Enviado por: Pablo Fernandez

Organizar una fiesta para muchas personas puede ser una tarea que conlleve ciertas complicaciones, sobre todo si se quiere intentar una celebración que resulte agradable para todos y deje un buen recuerdo en los invitados.

Se debe tener en cuenta que debe haber bebidas suficientes para todos los invitados y para todo el tiempo que esté planeada la fiesta, para que estas no se agoten cuando la fiesta está en su punto más alto, y al mismo tiempo, se debe considerar el presupuesto. Una posible opción podría ser abastecerse con una cantidad exagerada de bebidas de todo tipo, aunque esto resultaría muy costoso además de que tampoco es algo deseable tener que lidiar con grandes cantidades de bebidas sobrantes al otro día de la fiesta. 

Así que ahora vamos a ver cómo calcular las bebidas para una fiesta de manera de equilibrar la cantidad, el presupuesto y la duración de la velada.

Consideraciones generales

Para empezar a pensar en los servicios que se van a brindar, lo primero es tener diseñada la lista de invitados. Con ella, ya se puede ingresar en las consideraciones generales que se pueden resumir en las siguientes preguntas:

  • ¿Cuántos invitados son en total?
  • ¿Cuántos niños hay?
  • ¿Cuántos hombres y cuántas mujeres?
  • ¿Qué acostumbran beber estas personas?
  • ¿Suelen beber mucho o poco?
  • ¿Prefieren licores, cócteles, vino, cerveza, whisky u otras bebidas?

Una vez que estas consideraciones generales ya han sido determinadas, las decisiones en cuanto a las bebidas se tomarán también en función del tipo de fiesta que planeas dar. Si es una fiesta al aire libre o en un lugar cerrado, si es de día o de noche, o si habrá un servicio destinado a las bebidas o, en cambio, se servirán los propios invitados o el anfitrión.

Calcular las bebidas

Luego, se puede ingresar ya en el calculo de los números para saber aproximadamente qué cantidades de cada bebida es conveniente disponer.

Respecto de la mayoría de bebidas alcohólicas, tanto whisky, como ron, vodka, ginebra, o licores fuertes, se calcula que durante la primera hora de la fiesta la mayoría de los invitados beberán dos tragos de la bebida que hayan elegido, y que luego de esos dos primeros tragos beberán un trago más por cada hora adicional.

Esto quiere decir que si tienes 30 invitados, se consumirán en total 60 tragos en la primera hora y 30 tragos más por cada hora siguiente. Para todas las bebidas mencionadas, se calculan alrededor de 20 tragos por botella.

En estos cálculos se deben tener en cuenta que generalmente bebidas como ron, vodka y ginebra se mezclan con refrescos, por lo que debe haber al menos un litro de soda o jugos por cada 5 o 6 tragos, que además cubre la posibilidad de que más tarde en la fiesta un invitado abandone el alcohol y se pase a los refrescos. También es importante contar con agua, o incluso café y té.

Para otras bebidas como vino o cerveza las cantidades varían. Por cada hora que dure la fiesta, se calcula una botella de vino cada cuatro invitados, tanto vino tinto como blanco, y aproximadamente tres vasos de cerveza por cada uno.

Si la idea es dar un brindis en algún momento de la fiesta hay que tener en cuenta que una botella de champagne rinde 9 copas y que cada invitado tomará al menos dos.

Con estas cantidades se asegura evitar los excesos y al mismo tiempo una velada en la que a nadie le faltará la bebida de su agrado; en resumen, una fiesta inolvidable.

Artículos recomendados