¿Cómo abrir una botella de vino sin sacacorchos?

Imagen de Luisa de la Borda
Enviado por: Luisa de la Borda

¡Tenemos todo listo! La elección del vino, la comida y los invitados (o el invitado) en la mesa, vamos a la cocina y ¡Oh! Por Dios, ¡¿dónde está el sacacorchos?!

Preparamos una cena romántica, una reunión o simplemente querías volver un día normal en uno especial pero ahora no sabemos cómo abrir una botella sin sacacorchos. No podremos tomar el vino y acabamos de arruinar un momento que se predestinaba a ser único.

Si te ocurrió esto alguna vez, ¡No desesperes! En este nuevo artículo de El Gran Catador te enseñaré cómo abrir una botella de vino sin el bendito sacacorchos, verás que no es tan complicado como parece.

Alternativa para sacar el corcho de una botella

Materiales que necesitamos:

  • 1 Martillo
  • 1 Tornillo largo
  • 1 Destornillador

Instrucciones:

  1. Ubica la botella en algún lugar seguro. Yo personalmente intentaría sacar el corcho en la cocina porque si tienes algún accidente al abrir la botella, no mancharás artículos como alfombras o manteles.  
  2. Si ya tienes el lugar de trabajo entonces saca el sello de seguridad de la botella y empieza a introducir el tonillo en el corcho, ayúdate con el destornillador. Recuerda que tiene que ser largo y que llegue a perforar todo el corcho, por lo menos una pulgada más.
  3. Una vez que introdujiste el tornillo, utiliza el martillo para retirarlo. Hazlo poco a poco y cuidadosamente para que no tengas ningún accidente.

Golpea la botella

Esta es una técnica bastante utilizada, es más recuerdo haber visto gente haciendo eso para retirar el cocho de una botella. Aunque tienes que tener mucho cuidado de no romper la botella ni golpear tan duro la botella contra una superficie sólida.

Cómo se hace

  1. Utiliza una toalla de manos o alguna tela gruesa pero manejable para cubrir la botella y que no se rompa por los golpes.
  2. Contra una superficie dura empieza a golpear la botella, lentamente y no muy fuerte.
  3. Poco a poco verás que el corcho sale a la superficie, mientras más se acerque debes hacerlo con más cuidado ¡Y listo, cuando salga el corcho disfruta del vino!

Recuerda que es una mala idea introducir el corcho dentro de la botella. Muchas personas en lugar de sacarlo intentan empujarlo. Con esto, puede que el corcho se rompa y cambie el sabor del vino o simplemente que cuando no quieras seguir tomándolo no puedas taparlo y se eche a perder.

Y tú, ¿cómo intentarías abrir una botella sin sacacorchos?

Artículos recomendados