Las delicias de Flor: flores comestibles para decorar

Imagen de Maria Florencia Diaz
Enviado por: Maria Florencia Diaz

Seguramente, para muchos eventos, les habrá resultado necesario decorar una torta o cupcakes con flores que aparenten ser reales. Por motivos propios de la naturaleza, armar un bouquet de flores nos resulta incómodo (en estos casos debemos armarlo a último momento y nos vemos limitados a usar flores de estación). Sin embargo, estas flores son simples, se pueden hacer en pocos pasos y podemos tenerlas en una cajita y disponer de ellas en cualquier momento para múltiples decoraciones, como tortas, cupcakes, etc.

 

Materiales:

Pasta de goma

Pistilos

Colorantes

Estecas

Margarina

Para comenzar, el primer paso es teñir la masa con el colorante elegido. Utilizaremos un escarbadientes o la cola de una cuchara para tomar una pequeña porción de colorante. Si la masa estuviera pegajosa, NO la trabajamos con almidón de maiz (como hacemos si trabajamos con pasta de azúcar), sino que debemos humedecernos las manos con margarina o alguna grasa, para que la pasta no se adhiera a las manos ni a la mesada. La grasa resultará como un antiadherente de la masa con cualquier otra cosa.

 

Cuando ya la hayamos tenido, del todo o no (eso dependerá de nuestros gustos), haremos una bolita con las palmas de las manos. Es importante que usemos sólo una pequeña cantidad de masa para que las flores no queden muy grandes y resulten delicadas.

Después, afinaremos uno de los extremos, cual si estuviéramos haciendo un cono.

Tomaremos la masa de la parte mas afinada, dejando la parte de la "bolita" hacia arriba. Con una tijera realizaremos 5 cortes, uno al lado del otro, y con la tijera de frente a la bolita., tal como se observa en la foto.

Ya tenemos lista la flor, ahora nos falta darle su forma característica. Tenemos que separar los pétalos y darles movilidad para que la sensación sea que son naturales. Es por esto que no interesa que queden absolutamente iguales todos los pétalos; si observáramos una flor, no es exactamente igual ni en color ni en tamaños y formas de pétalos.

Nos ayudaremos con una esteca para darle realismo a los pétalos. Tomaremos la flor de su base y apoyaremos uno de los pétalos sobre el dedo índice y con la otra mano, tomamos la esteca (de punta redondeada) y giraremos la esteca sobre el pétalo, ejerciendo una leve presión y modelándola como más nos guste. Repetiremos este proceso con los 5 pétalos.

Una vez que tenemos los pétalos modelados, y la pasta aún esté fresca, tenemos que colocar los pistilos en el centro para simular el pólen de la flor. Si es necesario, cortaremos los pistilos para que no resulten tan grandes respecto del tamaño de la flor y evitar que queden desproporcionados.

Siempre que coloquemos los pistilos, debe ser de un modo delicado y apenas "pinchando" el centro de la flor para que quede adherido. Si ya comenzó a secarse la pasta, realizamos este proceso colocando unas gotitas de glasée del tono de la flor en el centro, para que no se despeguen los pistilos. Y la parte de los pistilos que siempre dejamos hacia arriba es la parte de la pelotita.  

Por último, dejamos secar la flor terminada en una superficie con algún papel antiadherente para que no se pegue. En lo posible a temperatura ambiente y sin humedad en el entorno ni altas temperaturas. Todos estos factores alteran la consistencia de la pasta y su tiempo de secado.

Finalmente cuando estén completamente secas, conserva las flores dentro de un envase hermético, hasta el momento de usar. Podemos utilizar estas flores para decorar cupcakes (sobre la crema de manteca, crema chantilly, merengue, o lo que hayamos escogido para decorar los muffins). También podemos usarlas para decorar tortas, sobre todo aquellas que sean para mujeres, casamientos, comuniones, etc. adaptando el tono de la flor al evento o al gusto del agasajado. En este caso, tenemos que colocar un poquito de glasée en la base de las flores para que se adhieran a la pasta de azúcar que cubre la torta y podemos acompañar la temática agregando ojitas entre las flores.

Secretitos:

* Sugiero usar colores pasteles y marmolados, ya que le darán mayor realismo a la flor.

* Utilizamos pasta de goma porque es una pasta comestible muy flexible que es fácil de modelar y al secarse rápido no pierde su forma.

* Existen pistilos con las terminaciones en muchos colores, siempre prefiero los blancos o beige porque hacen que la flor quede más delicada.

Artículos recomendados