Mermelada de guayaba casera

Imagen de Yumy Gonzalez
Enviado por: Yumy Gonzalez

Las mermeladas constituyen una buena forma de aprovechar las frutas. En las temporadas de abundancia de algunas de ellas se hace difícil mantenerlas a salvo de modo natural. Además, ¿a quién no le gusta saborear de vez en cuando un delicioso postre a base de frutas?

Al elaborar la mermelada, no solo estamos enriqueciendo nuestro arsenal de postres de larga vida sino que estamos logrando conservar la fruta, pues el azúcar y la cocción a la que se someten ayudan a mantenerlas durante más tiempo. Claro, el aporte de calorías se hace mayor y se pierden algunos nutrientes en la cocción, pero no deja de ser una deliciosa opción.

Además, la guayaba posee un sabor y olor característicos verdaderamente intensos y agradables. Recuerdo que cuando era pequeña, en la época en que se cosechaban las guayabas, podía olerse ese aroma inolvidable mientras se elaboraban deliciosos postres con ellas.

Para esta receta debes usar guayabas rojas, y te recomiendo que acompañes esta mermelada con un poco de queso... ¡Un sabor inolvidable!

Ingredientes:

  • Guayabas maduras
  • Azúcar (misma cantidad de la pulpa de guayaba que se obtenga)

Preparación:

Se lavan bien las guayabas, se pelan y se cortan a la mitad.

Luego colocarlas en una olla suficientemente grande para la cantidad de fruta utilizada y poner al fuego medio.

No es necesario añadir agua, pues las frutas van a destilar gran cantidad de jugo, pero al comienzo y para facilitar el proceso puede añadirse 1/4 taza de agua por cada kilogramo de guayabas.

Retirar del fuego cuando las frutas estén blandas. Dejar refrescar.

En la licuadora o procesador de alimentos, introducir las guayabas cocidas y licuarlas hasta obtener una pulpa. Hacer pasar la pulpa por un colador para eliminar las semillas y colocarla en una olla con igual cantidad de azúcar.

Llevar al fuego y revolver frecuentemente con una cuchara de madera hasta que se reduzca más o menos 1/3 de su volumen y haya alcanzado suficiente espesor.

Conservar en la nevera en recipientes de cristal. Servir fría o a temperatura ambiente.

Sugerencia: Acompañar con queso crema o blanco, con un crujiente pan francés casero o un rico pan de banana integral sin azúcar.

Artículos recomendados