2 en 1: receta de crema pastelera y tarta frutal

Imagen de Maria Florencia Diaz
Enviado por: Maria Florencia Diaz

¿A quién no le gusta la crema pastelera? Es una crema riquísima que nos sirve tanto como relleno de tortas como para decorar bizcochos o bizcochuelos, y también para acompañar tartas como la que aprenderemos a hacer hoy: una tarta frutal.

Así, te mostramos el paso a paso para realizar una crema pastelera simple y con excelentes resultados. En este caso, la utilizaremos para elaborar una tarta frutal, fresca y deliciosa para servir en una mesa de té. ¡Los invito a deleitarse con esta exquisitez!

Ingredientes:

Para la crema pastelera

  • 500cc de leche
  • 3 huevos
  • 150g de azúcar
  • 60g de almidón de maíz (o maicena)
  • Esencia de vainilla
  • Ralladura de limón

Para la tarta frutal

  • La crema pastelera anterior
  • 1 receta de la masa sablée que ya vimos
  • 500g de frutas frescas (frutillas o fresas, kiwis, bananas, uvas, u otras)
  • 7g de gelatina sin sabor
  • 50g de azúcar
  • 35cc de agua

Preparación:

Preparemos la crema pastelera

El primer paso es hervir la leche.

Por otro lado, cascamos los huevos sobre un recipiente y los batimos ligeramente. Opcionalmente, para que la crema quede más sabrosa, podemos reemplazar los 3 huevos por 2 huevos y 2 yemas.

Ahora agregamos los secos: el azúcar y el almidón de maíz. Batimos enseguida porque si no, por una reacción química del contacto de las yemas y el azúcar, se generará una costra que no se diluirá.

Una vez que la leche comience a hervir, volcamos la mitad de esta sobre la mezcla de los huevos y continuamos batiendo.

Luego integramos la leche que queda y llevamos toda la mezcla al fuego nuevamente y mezclamos, constantemente para que no se hagan grumos.

Esperamos a que espese la crema, mientras revolvemos con una cuchara de madera. Primero formará algunos grumos y luego se espesará de golpe. En ese momento la retiramos del fuego y volcamos la crema en un bowl para que comience a enfriar y no se siga cocinando con el calor de la cacerola.

Por último saborizamos la crema colocándole ralladura de limón y esencia de vainilla.

Batimos con batidor para suavizar su textura. O bien, si tenemos un mixer, también podemos utilizarlo para realizar este paso.

Ahora preparemos la tarta frutal

Precisaremos de la elaboración previa de la masa sablée que ya hemos aprendido. Podemos estirar la masa en forma rectangular para finalmente hacer cuadrados u, opcionalmente, podemos forrar una tartera circular (de 28 centímetros aproximadamente) para obtener una tarta.

Preparamos la fruta así disponemos de ella en el momento del armado (podemos usar muchas frutas diferentes o bien una sola variedad). Pelamos (si es necesario) y/o lavamos la fruta y la cortamos en rodajas o al medio, según su tamaño. Las mantenemos en un plato con un chorro de limón para que no se oscurezcan.

Luego de tener la masa cocida, le volcaremos encima la crema pastelera, aún tibia, para lograr un mejor acabado. Con una espátula ayudamos a esparcirla.

Acomodamos la fruta, pinchándola un poco para que no se mueva. Podemos armar un diseño y repetirlo varias veces, según como lo vayamos a cortar.

Finalmente, preparamos la gelatina con el agua y el azúcar indicados. Mezclamos la preparación en frío y la llevamos 20 segundos a microondas o hasta que se disuelva la gelatina. Revolvemos y, con un pincel, pintamos la fruta con gelatina para que se mantenga brillante y atractiva.

Por último, dejamos enfriar en heladera por lo menos 4 horas y la mantenemos allí hasta el momento de servir.

Es una tarta deliciosa, que lleva muchos pasos pero vale la pena. Rinde aproximadamente 20 porciones. ¡Disfrútenla!

Secretitos

  • Sugiero cortar los cuadrados de masa de una medida de 5 x 5 centímetros, para que resulten cómodos de servir.
  • Dura hasta 4 días en frío, porque la crema pastelera no es una crema de larga duración debido a la utilización de almidón de maíz (retiene los líquidos por poco tiempo). Pasado ese período, veremos un líquido que corre y resulta desagradable. Además la fruta también sufre modificaciones.
  • Siempre hay que conservarla bien tapada para que no se seque la fruta y no absorba olores de otros alimentos cercanos.

Artículos recomendados