Deliciosa tarta de albaricoque y almendras

Imagen de Ruth Lelyen
Enviado porRuth Lelyen

Hay muchas maneras de preparar un postre sabroso, pero sin dudas una de las mejores consiste en combinar frutas. La receta que te traigo hoy pertenece a la pastelería y mezcla los estupendos sabores de una fruta jugosa y un fruto seco: tarta de albaricoque y almendras. Su sola mención nos hace la boca agua.

¿Qué estás esperando? Ven conmigo y aprenderás a hacerla.

Ingredientes:

Para la concha

  • 9 cucharadas de mantequilla sin sal, helada y cortada en cubos
  • 2 ¼ taza de harina
  • ¼ cucharadita de sal
  • ½ taza de azúcar glasé
  • 1 yema de huevo

Para el relleno de almendra

  • 1 ½ taza de almendras peladas
  • 1 taza de azúcar moreno y un poco más para rociar
  • 14 cucharadas de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de vainilla
  • 1 cucharada de harina
  • 2 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 8 albaricoques pequeños, maduros pero firmes, partidos en dos y deshuesados
  • Nata montada para adornar (opcional)

Preparación:

Concha

En el tazón de un procesador de alimentos poner la mantequilla, harina y sal. Mezclar hasta que la masa asemeje migas de pan. Añade el azúcar glasé, la yema y 2 cucharadas de agua helada. Vuelve a mezclar hasta que la masa se haga homogénea.

Colócala en una superficie y amasa con moderación hasta que se alise, pero cuida de no trabajar en exceso. Aplástala como un disco y guarda en un bolso plástico en el frío por media hora.

Pon la masa en una superficie y pásale el rodillo hasta formar un disco plano de 1 cm y medio de grueso. Extiende en un molde de 23 cm y recorta los bordes sobrantes. Congela por lo menos una hora.

Relleno de almendra

En el procesador muele las almendras. Reserva en un tazón. Ahora combina en el procesador 1 taza de azúcar moreno, mantequilla y vainilla hasta que la mezcla luzca suave y esponjosa. Agrega la harina y los huevos, luego las almendras molidas y sigue mezclando.

Pon el horno a 160ºC. Mientras se calienta rellena la concha con la crema de almendras. Entonces ve salpicando el relleno con las mitades de albaricoques de manera uniforme. Rocía cada una de ellas con ½ cucharada de azúcar moreno.

Coloca la tarta en una bandeja y hornea una hora y 15 minutos hasta que se ponga dorada. Si la parte superior se dora muy rápido cúbrela con papel de aluminio sin apretar.

Cuando esté lista, ponla a refrescar en una rejilla. Luego colócala en la nevera para que se enfríe. Sirve con nata montada o con un merengue bien grueso. ¡Es una exquisitez!

Aprende más recetas de tartas: Dulce tarta cremosa de frambuesas y Cómo preparar tartas con thermomix.

Siguenos en facebook

Artículos recomendados