Cómo hacer bombones rellenos

Imagen de Maria Florencia Diaz
Enviado por: Maria Florencia Diaz

¿Les gusta preparar bombones de chocolate? ¿Saben todos los secretos sobre ellos? ¿Y rellenarlos?

Porque siempre consultan cómo es este proceso, les mostramos el paso a paso para cocinar bombones de chocolate rellenos. En este caso y al estilo bien argentino, los rellenamos de dulce de leche, aunque lo más importante es tomar la técnica para implementarla con el sabor que más les guste.

¡Seguimos incursionando en la chocolatería para paladares más refinados!

Ingredientes:

  • Baño de repostería o chocolate
  • Dulce de leche
  • Alcohol
  • Moldes para bombones

Preparación:

El primer paso y fundamental es preparar los moldes. Esto ya hemos aprendido a hacerlo en varias oportunidades. Para recordarlo visita nuestro artículo de bomboncitos de chocolate. Lo importante es limpiar los moldes con alcohol y secarlos. 

Ahora sí, derretimos el baño de repostería o templamos el chocolate, del sabor elegido.

Colocamos una pequeña cantidad de chocolate en cada hueco del molde. Es súper importante tener en cuenta que para hacer bombones rellenos, los moldes a utilizar deben ser profundos para poder rellenarlos cómodamente sin que el relleno se salga por todos lados.

Luego, realizamos unos suaves movimientos con el molde y tratando de rotarlo para que cada moldecito se cubra de chocolate.

En el caso que se nos escape un poquito el chocolate fuera del molde, retiramos con algún cuchillito. No olviden que la superficie del molde debe quedar lo más limpia posible y sin pegarse a los bombones para que, al desmoldarlos, su contorno sea perfecto y prolijo (si no saldría con los trozos de chocolate que quedan adheridos al molde).

Cuando el choco comienza a orearse y perder brillo, repetimos este paso, añadimos chocolate y vamos rotando. Esto lo hacemos para reforzar esa capa y que no se partan al desmoldarlos.

Además en el caso del chocolate blanco, ayudamos a crear una capa más gruesa para que no se delate el relleno de su interior. ¡¡OJO!! Que no se seque demasiado el chocolate entre una capa y otra porque, si lo secas completamente, no se adherirá la segunda ronda.

Cuando comienza a orearse esta segunda capa, rellenamos.

Rellenamos un cartucho, bolsita o manga. Con un cornet empujamos el relleno a la punta para que salga con facilidad. Si queremos, podemos mezclar el dulce de leche con algún licor o cognac para darle un toque especial. Por supuesto, ¡¡¡todos los rellenos son válidos!!!

¡Cuidado al rellenar! No debemos llegar a la superficie para poder cubrir fácilmente con chocolate.

Con alcohol nos humedecemos la yema de los dedos y bajamos las puntitas de dulce de leche que hayan quedado para arriba y sobresalgan del molde.

Rellenamos con chocolate todos los moldecitos, hasta llegar a la superficie. Sacudimos un poquito el molde, haciéndolo vibrar contra la mesada para que el chocolate se nivele y penetre en los huecos vacíos del bombón en su interior.

Finalmente, dejamos secar por completo los bombones. Si estamos apurados, los llevamos en una bandejita a la heladera y en menos de media hora, damos vuelta la plancha y desmoldamos. Deberían despegarse solos.

Consejos:

Tratemos de no tocarlos durante las primeras horas para que no se marquen las huellas digitales, ya que el chocolate está recién elaborado y se marca fácilmente.

Es preferible manipularlos al día siguiente, envolverlos y degustarlos. A probar que... ¡¡¡son riquísimosssssssss!!!!

Para ver otras recetas de bombones, visita los deliciosos bombones de chocolate y amaretto y los chocolates San Valentín.

Artículos recomendados