Pan de cebolla

Imagen de Ruth Lelyen
Enviado porRuth Lelyen

Nada hay más grato que despertar una mañana de domingo con el aroma inconfundible de las preparaciones al horno para el desayuno. Nos recuerdan la infancia y a nuestras abuelas queriendo ofrecernos lo mejor de sí.

Hoy te propongo seguir la tradición de antaño y preparar una deliciosa receta de pan de cebolla que servirá tanto para el desayuno de la familia, como para tomar con sopas, quesos y ensaladas durante el día. Sencillo y exótico, este pan encantará a todos los miembros de la casa. ¡Manos a la obra!

Ingredientes:

  • 250 g de harina de trigo
  • 25 ml de aceite vegetal
  • 1 cebolla (finamente picada y puesta a secar en el horno durante 20 minutos a 170°C)
  • 1 cucharadita  de sal
  • 1 cucharadita  de polvo de levadura
  • 125 ml de agua

Preparación:

Comienza por precalentar el horno a 180 °C. Mientras tanto, coloca en un tazón harina, cebolla,  aceite y sal. Utiliza la mezcladora para lograr una masa de pan casero.

En un recipiente pequeño pon la levadura y agrégale la mitad del agua hasta unirlos bien. Incorpora a la masa anteriormente realizada junto con el resto del agua.

Usando tus manos, trabaja la masa de modo que finalmente quede pagada a los bordes del tazón. Trasládala para una superficie enharinada y estírala con el rodillo durante 10 minutos.

Dale forma de bola y ponla en un recipiente ligeramente engrasado, tapando con nylon adhesivo. Coloca la masa en un sitio cálido durante 45 minutos a una hora hasta que crezca el doble de su tamaño.

Vuelve a poner la masa en la superficie enharinada y aplícale golpes con el puño para aplastarla. Dale la forma del molde para pan y guárdala allí por una hora más. Asegúrate de taparla con un paño y de que quede en un lugar tibio.

Es ya tiempo de llevar el molde al horno y dejar que la masa se cocine de 35 a 40 minutos. Cuando esté lista, la casa se inundara de un delicioso olor a pan horneado que evocará tus mejores recuerdos.

Pasa para una rejilla para que se refresque y traslada a una bandeja. Corta en rebanadas y sirve para el disfrute de tus seres queridos, ansiosos por saborear tan delicioso pan casero.

¡A disfrutar!

Si te apetece la propuesta que te acabo de presentar, déjame invitarte a preparar una muy fácil  receta de pan de ajo o a visitar nuestra galería de videos de panes caseros.

Siguenos en facebook

Artículos recomendados