Como tapizar tus sillas

Imagen de Florencia P.
Enviado por: Florencia P.

 

Si sos de las que se aburre de los tapizados y quiere cambiarlos constantemente, hoy te enseñamos a hacerlo. Es muy sencillo de hacer, y podrás renovar tus muebles y tus espacios cuantas veces quieras. En este caso te explicaremos el tapizado de una silla, pero recuerda que con la técnica básica podrás tapizar sillones y sillas de todo tipo.

Materiales:
Tijeras.
Tela para tapizar.
Cola de contacto para textil.
Goma-espuma o espuma de poliéster de distintos grosores entre 10 mm. y 30 mm.
Grapadora.
Grapas de pata larga o del número 10.
Cintas de tapizado o cinchas elásticas.
Arpillera o una tela resistente.

Paso a paso:
El tapizado consiste en tres pasos principales. Primero, crear una superficie segura; segundo, realizar el alcolchado; y por último, colocar la tela.

Para crear la superficie segura, debes formar un entramado con cintas verticales y horizontales. Para esto debes engrampar uno de los extremos de las cintas en uno de los lados de la estructura del asiento. Coloca entre seis y diez para que quede resistente. Con el otro extremo de las cintas, engrampalos al otro lado de la estructura de modo que queden bien tensos. Corta los sobrantes. Repite el procedimiento con dos o tres tiras más, dependiendo del tamaño del asiento, y luego coloca otras dos o tres tiras transversalmente y entrelazadas con las anteriores y fijalas de igual manera a la estructura. Por último, coloca un trozo de arpillera del mismo tamaño de la superficie y engrampalo.

Para el acolchado deberás cortar un trozo de espuma de tres cm, de modo que sobresalga unos tres cm por todos lados del bastidor. Fijalo con grapas. Luego corta dos trozos de dos cm. El primero con una menor superficie que el anterior, y el segundo menor que el primero. Con las tres piezas debes formar una pirámide. Puedes pegarlo con cola o con pegamento para telas. Cubre la pirámide con un trozo de espuma más fino y fijalo al bastidor.

Ahora solo resta colocar la tela para terminar el tapizado. Corta la tela que elegiste dejando un margen de diez cm por cada lado del bastidor. Ponla en el centro, debe quedar tenso y sin arrugas. Deberás engrampar la tela por debajo del bastidor, de manera que los pliegues no lleguen a la superficie. Para terminar, y darle una apariencia prolija al trabajo, corta un una pieza de tela de algodón para pegar en la parte inferior del bastidor. De este modo no se verán las cintas de la estructura.

De esta manera ya tienes un tapizado nuevo para tu casa. Recuerda que puedes retapizar lo que quieras. Y por si no lo sabias, te contamos que este tipo de trabajo es muy caro para mandarlo a hacer; así que si te animas a hacerlo, podrás ahorrar mucho dinero.

Vía:Facildehacer

etiquetas:

Artículos recomendados

Comentarios