Cajas forradas con tela

Imagen de Soledad
Enviado por: Soledad

Estas sencillas cajas forradas con tela pueden ser el envoltorio perfecto para un regalo muy original o simplemente un complemento práctico para guardar cualquier cosa que prefieras en tu recámara.

Hoy en LasManualidades te enseñaré un sencillísimo paso a paso para que sepas cómo forrar cajas con tela. Fáciles, sencillas y muy atractivas. ¿Qué más se puede pedir? ¡No te pierdas esta idea!

Materiales:

  • Rodillo para pintar
  • Pintura para tela
  • Sello de madera
  • Caja de cartón
  • Hoja de cartulina
  • Pistola de pegamento
  • Tela blanca

Paso a paso:

Moja el rodillo en pintura fresca y quita el exceso sobre la hoja de cartulina blanca.

Cuando tengas la cantidad de pintura deseada, pinta con el rodillo el sello de madera.

Estira la tela blanca que vayas a utilizar sobre una superficie lista. Decora utilizando el rodillo y no olvides ir realizando los dos pasos anteriores cada vez que cargues pintura. Debes decorar dos trozos de tela.

Cuando la pintura se haya secado, coloca la parte inferior de la caja de cartón sobre una de las telas y comienza a forrarla, pegando con la pistola de silicona. Intenta que no queden grumos ni partes arrugadas que queden poco atractivas.

Para lograr una terminación más prolija, no olvides llevar hasta el interior de la caja. Los bordes siempre son lo más importante y deben estar bien pegados para que la manualidad no se desarme.

Para los laterales, realiza pequeños triángulos con la tela, pégalos con silicona y asegúrate de que no queden excesos no deseados.

Realiza el mismo procedimiento en el otro lateral y deja secar la silicona.

El resultado debe ser una caja forrada prolija y muy atractiva.

Para forrar la tapa debes usar los mismos pasos anteriores. Coloca la tela en una superficie plana, pega con pegamento y procura lograr terminaciones atractivas en los bordes.

Rellena con algunos chocolates o caramelos y ¡listo!

Ya tienes una estupenda caja forrada con tela para obsequiar a todos tus amigos y familiares.

¡Inténtala! Verás que se trata de una manualidad realmente fácil.

¿Y lo mejor de todo? Es que solo necesitarás unos pocos materiales que de seguro puedes conseguir muy fácilmente en casa y algo de tiempo para trabajar en ella. ¿Qué más se puede pedir? ¡En marcha! ¡Aquí están todos los pasos que necesitas!

¿Te la vas a perder?

etiquetas:

Artículos recomendados

Comentarios