Que las cañerías no te traigan problemas

Imagen de Florencia P.
Enviado por: Florencia P.

 

Las cañerías siempre nos traen algún problema, ¿verdad? Que se tapan, que se rompen, que son viejas...  siempre pasa algo con ellas. Lo cierto es que muchas veces, por no decir la mayoría de las veces, somos nosotros los que hacemos las cosas mal. Tiramos cosas que no deberíamos y terminan haciendo  lío. Por eso hoy te contamos algunos datos para que tengas en cuenta.

Cuando frotes o uses una sartén aceitosa o una cacerola grasosa, primero pásale un papel de cocina y luego llenala con agua bien caliente; dejala reposar un rato para que se desprenda la grasitud y después lavala como de costumbre. Así evitarás que la grasa y el aceite tapen tus cañerías.

Por otro lado, una vez por semana, antes de ir a dormir, echa cristales de soda en la rejilla de la pileta y vuelca encima agua hirviendo. Se calculan dos litros de agua por cada taza de cristales de soda. Esto evitará que se tapen ya que la soda arrastrará la mugre que puede haber en las cañerías.

Un efecto similar se logra remplazando los cristales de soda por una taza de sal gruesa y una taza de bicarbonato sódico; o también una taza de vinagre. Siempre, a continuación debes echar el agua hirviendo. Cualquier de estos métodos te ayudará a mantener tus cañerías limpias y lejos de posibles problemas.

Artículos recomendados