Ollas como nuevas todos los días

Imagen de Florencia P.
Enviado por: Florencia P.

 

Hay pocas cosas tan molestas como cocinar y que queden restos de comida quemados en nuestras ollas y sartenes. Nunca podemos quitarlos enteramente, estropeamos la olla con un esponja de alambre, y lo peor... pueden quedar restos y nosotras no nos damos cuenta. Por eso en el día de hoy te contamos unos consejos para que puedas usar tus ollas cuantas veces quieras y siempre queden como nuevas.

Si tus ollas no han quedado con los restos de comida incrustados en el fondo de la misma, para limpiarla bastará con dejar la olla en agua y un puñado de sal gruesa. Deja reposar un rato, y luego lavala como de costumbre. Recuerda que esto es para restos leves que puedan quedar.

Cuando tus ollas o cacerolas precisan algo más fuerte para quitar los restos de comida quemada lo que puedes es poner a hervir agua con ceniza(si, la de la estufa te vendrá bárbaro) en el recipiente afectado hasta que los restos se ablanden. Al ablandarse podrás retirarlos con una cuchara y luego lavarla sin problemas.

Si aún no has podido deshacerte de esos restos con ninguno de los dos consejos anteriores significa que están muy adheridos y vas a precisar algo más fuerte. Para poder sacarlos pon a hervir durante unos minutos agua con vinagre(una parte de vinagre por cada dos de agua).

Al apagar el fuego se le agrega a la misma agua un buen puñado de sal y se deja enfriar. Una vez frío se repasa la suciedad con una esponja suave pero ejerciendo bastante presión para retirar bien los restos. Listo eso lava el recipiente como de costumbre.

Artículos recomendados