Frascos azules decorativos

Imagen de Matias Dominguez
Enviado por: Matias Dominguez

Los frascos vacíos nos ofrecen muchísimas posibilidades decorativas para nuestro hogar. Hoy te presentaremos cómo teñir frascos con un precioso tono azulado que los transformará en un objeto lindísimo. Podremos utilizarlos como floreros, para guardar elementos pequeños como botones, para guardar ingredientes en la despensa de un modo más vistoso... ¡lo que se te ocurra!

Materiales:

- Frascos limpios
- Cola vinílica
- Pincel
- Colorante vegetal azul

Paso a paso:

Asegúrate de que el frasco con el que vayas a trabajar esté limpio y seco.

Mezclar en un pequeño recipiente: 1 cucharadita de cola vinílica, 3 gotas de colorante vegetal azul y 1 y 1/2 cucharadita de agua. En este paso puedes experimentar variando la cantidad de colorante y obteniendo frascos más o menos azulados; o para obtener un tono más turquesa debes mezclar 2 gotas de colorante azul y 1 gota de colorante verde. Esta cantidad de preparación te alcanzará para colorear aproximadamente 3 frascos.

Con pinceladas parejas, pintar cada frasco de arriba hacia abajo, cuidando de no colocar de más para que la cola vinílica no forme grumos sobre la superficie del frasco. Los trazos parecerán casi invisibles estando húmedos, pero ten paciencia que el resultado llegará.

Espera unos 10 minutos a que se sequen los frascos. Puedes agregar una capa extra de coloración en la base y parte superior del frasco, quedará muy bonito y lucirán como frascos antiguos.

etiquetas:

Artículos recomendados