Consejos para hacer figuras de barro que no se rompan

Imagen de Nuria Diaz
Enviado por: Nuria Diaz

Cuantas veces nos hemos llevado a nuestros hijos a jugar con el barro. Ahora que llega el buen tiempo, pueden mojarse un poquito que no pasa nada, y a ellos les encanta. Menos mal que a día de hoy tenemos lavadoras en casa. Los niños deben ensuciarse, experimentar y ante todo divertirse.

Ellos muy felices, hacen su mezcla de barro y sus figuras… la mar de contentos y orgullos crean diferentes formas con el barro natural. Mi hija Andrea, que ahora tiene 12 años, solía hacerme siempre bolas y mariquitas. Al día de hoy me hace mariposas y flores maravillosas. Mis pequeñas me hacen bolitas, de todos los tamaños y algún dado que otro según ellas para “jugar todos al parchís”.

Ahora en casa hacer figuras de barro en el campo es toda una diversión familiar pero hasta hace poco tras el buen momento venían las lágrimas. Ellas tan felices, ponían sus figuras de barro a secar, y una vez secas, se les rompían en las manos. No era debido a la mala calidad de la tierra ni a que no hicieran la mezcla bien… pero, pobres, siempre se llevaban la desilusión. Así que fui experimentando hasta encontrar la solución casera más fiable.

Son críos y no podemos pedirle peras al olmo así que no es cuestión de pulir la figura, ni de rebozarla en arena… las manos de los más pequeños no son muy delicadas para todo esto.

Mis consejos son:

1. Buscar una tierra que contenga cuantas menos piedras mejor, ha de ser lo más finita posible.

2. Obviamente para que haga un buen barro debe de ser tierra la más arcillosa que podamos encontrar se distingue por su color rojizo. Mientras más roja, mejor.

Y mi truco personal es…

1. Buscar a ver si papá tiene yeso y le pedís que os de un poquito.

2. Sino tenéis en casa, es un producto que vale muy poco en los centros de bricolaje y hasta se vende en ferreterías y grandes hipermercados.

3. Dependiendo de la calidad del barro deberemos echar un poco más o un poco menos de yeso, debéis de ir probando.

4. A la hora de hacer la mezcla de barro, basta con añadirle de tres a cuatro cucharas soperas de yeso. Y a remover bien.

5. Aseguraros de no utilizar yeso rápido, es mejor el yeso retardante, sino se seca muy rápido y no da tiempo a disfrutar mientras se hacen las figuritas.

Gracias al yeso, la mezcla cogerá consistencia y las figuras de barro de nuestros hijos no se romperán cuando se sequen. Su color tampoco variará porque es muy poquita cantidad de yeso la que utilizamos... y se acabaron las lágrimas.

etiquetas:

Artículos recomendados

Comentarios