Sencilla técnica de craquelado hecha con pegamento blanco y agua

Imagen de Martina
Enviado por: Martina

El craquelado constituye una técnica de falso acabado que puede dar a un mueble de madera relativamente nuevo, el aspecto de añejo en un abrir y cerrar ojos. Se trata de una técnica muy sencilla y que, en el caso que les presentamos hoy, insume muy pocos y además accesibles materiales. En esta ocasión, con tan solo pegamento en cola y un poco de agua podremos dar a aquella pieza de mobiliario u objeto que queramos, el aspecto de tener unos cuantos años de antiguedad en tan solo pocos minutos.

Materiales:

Pegamento en cola blanco
Agua
Pincel

Paso a paso:

  1. Preparar la pieza: En primer lugar, lo que debemos hacer es, con un trapo húmedo, limpiar y secar el mueble u objeto que vayamos a craquelar.
  2. Base de pintura: Luego de limpiar por completo debemos darle a todo el mueble una capa de base con pintura sólida y dejar que seque seque por completo.
  3. Preparar la mezcla: Como hemos mencionado, lo único que necesitamos como material es cola blanca de la que los niños usan el la escuela y agua. Esa cola debemos mezclarla con agua. En lo que respecta a las cantidades, a modo de ejemplo: para una pieza pequeña como una silla o taburete, debemos usar diez partes de pegamento por una de agua. 
  4. Aplicar la mezcla: Con una brocha o pincel de espuma debemos aplicar una capa gruesa de esta mezcla de adhesivo a la superficie del mueble. Cuanto más gruesa sea la capa, más grandes serán las grietas luego. Es recomendable para el aspecto final de nuestro mueble que apliquemos por sectores capas más gruesas y capas más finas.
  5. Dejar que el pegamento seque un poco: Una vez que aplicamos la cola debemos dejar que seque un poco pero no lo suficiente como para que se seque por completo. El quid de la cuestión en este tipo de craquelado está en el aplicar una capa de pintura sobre el pegamento semi-seco de modo que aparezcan las grietas y las irregularidades. Por este motivo debemos estar muy atentos al secado del pegamento y procurar que no este líquido como recién aplicado pero que tampoco seque por completo. Cuando se encuentre en un estado que hace que se nos pegue a los dedos ese será el punto exacto.
  6. Aplicar pintura: Una vez que el pegamento haya alcanzado esa sensación pegajosa al tacto, debemos aplicar una sola capa de la pintura que deseemos sobre la cola. A medida que esta capa de pintura se seque veremos como van surgiendo las grietas en el acabado. Si queremos lograr un aspecto aún más añejo, podemos aplicar una capa delgada de cera en pasta, una vez que la pintura se haya secado completamente.

Mediante este sencillo procedimiento podremos crear muebles con aspecto antiguo que sumarán al estilo que queramos darle al hogar o a determinado objeto que busquemos anejar por el motivo que se nos ocurra.

etiquetas:

Artículos recomendados