Árbol decorativo hecho con cáscaras de frutas

Imagen de Shimi
Enviado por: Shimi

Topiario naranja cab_0.JPG

Bienvenidos a Arte en casa con Shimi. Esta semana vamos a hacer topiarios decorativos y estoy segura que les va a encantar hacerlos, pues es una manualidad muy aromática. Para hacer este árbol decorativo con cáscaras se deben secar cáscaras de cítricos, lo que inunda la casa de un aroma exquisito. Me encantan los topiarios y los arreglos florales artesanales y disfruté mucho haciendo este árbol decorativo; espero que les guste hacerlo tanto como a mí y a continuación les dejo el paso a paso.

He hecho este árbol decorativo con cáscaras de mandarinas de la variedad que aquí llamamos bergamota. También se pueden usar naranjas, pero las que tienen la cáscara que se desprende fácilmente. Puede hacerse con otros cítricos y sería una buena idea intentarlo con pomelo rosado, pero el limón tiende a quedar demasiado oscuro.

Materiales

  • Una maceta pequeña de terracota
  • Cáscaras secas de cítricos
  • 2 esferas de telgopor tamaño 20 aprox.
  • Ramas
  • Cordel
  • Cúter
  • Cola vinílica
  • Musgo seco

El proceso para secar las cáscaras no es difícil, pero lleva tiempo. Se deben cortar los cítricos en gajos, quitarles la pulpa y ponerlos al horno a fuego muy bajo, unas 2 horas, revisando continuamente (cada 10 o 15 minutos). Para hacer un topiario de este tamaño necesité 18 naranjas, por lo cual es una buena idea tener pensado hacer con ellas una mermelada o un postre, pues no hay ser humano que pueda comer tantas naranjas en un día (y si las dejamos peladas de un día para el otro la fruta pierde muchas vitaminas).

Paso a paso

El primer paso fue colocar la esfera de telgopor dentro de la maceta y recortarla.

Luego corté 3 ramas de la misma medida y diferente grosor y las até juntas.

Hice un agujero en el telgopor, inserté las ramas y le puse un poco de pegamento.

Pegué también el telgopor a la maceta y dejé que se secara 24 horas (el tiempo justo para pelar, secar y hacer los pétalos con las mandarinas).

Entonces corté las frutas y les saqué la pulpa. El secreto aquí es que los extremos queden en punta, para que se puedan pinchar fácil en la esfera de telgopor.

Y las puse a secar al horno, unas sobre otras.

Para secar las cáscaras el fuego del horno, este tiene que estar muy bajo y hay que dejar la puerta entornada, o abrirla cada tanto e ir girando las cáscaras. Se van sacando del horno las que van quedando duras, crujientes y así hasta secar todas las cáscaras.

El paso siguiente es pinchar las cáscaras con forma de pétalo a la esfera, cuidando de no hacer mucha fuerza y que se rompan las ramas o se despegue la base. 

Este paso es bastante fácil, porque las puntas de las cáscaras quedan duras, pero por las dudas yo les puse un poco de pegamento antes de pincharlas.

Y así continué hasta forrar toda la esfera de telgopor. En la última parte, cuando no queda lugar de donde apoyarse para hacer presión, lo mejor es hacer unos agujeritos sobre el telgopor con la punta de las tijeras y allí colocar las cáscaras con un poco de pegamento.

Por último, puse musgo seco para cubrir el telgopor de la maceta. Lo mejor es dejar que se sequen totalmente las cáscaras de naranjas unos cuantos días y luego aplicarle un barniz en spay.

De esta manera quedó listo el árbol decorativo con cáscaras de frutas o topiario.

Realmente me ha gustado mucho hacer este árbol decorativo, no sólo porque quedó lindo sino porque me encanta el aroma que se siente al secar las mandarinas. Y he aprendido un truco de un amigo repostero, que me ha contado que estas cáscaras secas se muelen y con ese polvo, que se puede envasar en frascos, se hace un saborizante para tortas y postres.

Es curioso y es una buena idea, ¿verdad?

¡Suerte con tu topiario hecho con cáscaras y hasta la próxima semana en Arte en casa con Shimi! Pincha en el enlace si quieres ver proyectos anteriores.

etiquetas:

Artículos recomendados

Comentarios