Cómo hacer esqueletos de hojas

Imagen de Shimi
Enviado por: Shimi

Los esqueletos de hojas sirven para decorar cajas, hacer marcapáginas, manualidades con decoupage, cuadros decorativos o bisutería, pero son ideales para hacer trabajos en resina. Si has leído el artículo cómo hacer colgantes en resina, esta técnica complementaria te servirá para hacer unos colgantes artesanales fantásticos y también muchas otras decoraciones, pues los esqueletos de hojas son muy hermosos.

Materiales

  • Hojas
  • Bicarbonato de sodio
  • Anilina
  • Un cepillo blando

Paso a paso

Comienza colocando las hojas dentro de una cacerola con agua y bicarbonato de sodio. La proporción es de 50 gramos de bicarbonato por cada 50 centímetros cúbicos de agua. Lleva la cacerola al fuego y deja que hierva durante 1 o 2 horas.

El paso siguiente es frotar las hojas con un cepillo de cerdas suaves (puede ser un cepillo de dientes viejo) para quitarles lo que les haya quedado de pulpa. Al finalizar, prepara la anilina según las instrucciones del envase y tiñe los esqueletos de las hojas del color que más te guste.

De esta forma puedes lograr hojas en las que sólo se ven sus nervaduras. Quedan muy lindas y seguro se te van a ocurrir mil usos para darles.

Espero que te haya gustado esta técnica artesanal y la pongas en práctica. Si quieres hacer colgantes con resina como los que hemos hecho en Arte en casa con Shimi, no dejes de comentarnos qué tal te fue. Y para aprender a trabajar en resina, pincha en el enlace anterior.

¡Suerte con esta hermosa técnica artesanal!

etiquetas:

Artículos recomendados

Comentarios