Cómo hacer un chillout con un palet

¡¡Hola a todos!! Me encantan los chillouts sobretodo porque sugieren momentos de relax, de reuniones informales y de descanso. Tienen cabida tanto en el exterior como en el interior de casa y aportan un aire más divertido a cualquier estancia.

Hoy te propongo fabricar fácilmente el tuyo con un par de cojines y reciclando un palet. Crear tu propio chillout de esta forma es un plan ideal para el fin de semana y además, ¡resulta muy económico! Te cuento cómo hacer un chillout con un palet.

Materiales:

  • Un palet
  • Cojines
  • Cinta de pintor
  • Pintura de varios colores
  • 1 patata
  • Bastoncillos de algodón
  • Rodillo y gaveta
  • Pincel
  • Grapadora o pegamento
  • Cinta con borlas de pasamanería

Paso a paso:

Limpia bien el palet. Yo lo hice con lejía y conseguí aclarar mucho la madera.

Marca un rectángulo en la parte superior con cinta de pintor y pinta el palet de un color.

Prepara un par de sellos con patata y varios bastoncitos de algodón para seguir decorándolo con otros colores.

Cuando la pintura esté bien seca, adorna el palet con esas formas en colores diferentes.

Espera otra vez a que toda la pintura esté seca y, si prefieres, añade otra fanja rectangular de color con la ayuda de la cinta de pintor.

Grapa o encola cinta con borlas de pasamanería en los lados.

Añade unos cojines y ¡a estrenar chillout!

¿Dónde conseguir palets?

¡Ni se te ocurra comprarlos! Siempre intento incitar al reciclaje así que te recomiendo pedirlos a cualquier almacén o supermercado. Y si no, seguro que algún día encontrás uno en la calle :)

¿Qué te ha parecido? ¿Te unes al clan del chillout casero?

¡No hay excusa que valga! Puede ser para ti o para sorprender a alguien con un regalo handmade inesperado.

¡Un abrazo Manitas!

Siguenos en facebook

Artículos recomendados