Savona, un puerto del norte de Italia

Si bien son muchos los cruceros que hacen escala en el bellísimo puerto de Savona, al noroeste de Italia, la ciudad continúa siendo un destino casi desconocido para los turistas, sobre todo por aquellos que suelen inclinarse por las maravillas de ciudades más renacentistas y no tan medievales, como pueden ser Florencia o Venecia. De todas maneras, Savona constituye un destino único que no tiene desperdicio alguno.

La ciudad de Savona

Llegar a la norteña ciudad de Savona no es muy difícil, pues las carreteras la comunican directamente con sitios tan importantes como Turín o Milán. Además, también vía carretera, Savona se conecta con Francia y tiene costas sobre el espectacular Mediterráneo. Una vez en la ciudad, que apenas alcanza los 60 mil habitantes, buscar alojamiento en algún hotel o posada también es algo bastante fácil, aunque claro, ser cauto y considerar una reserva previa nunca está de más.

Como siempre, una vez instalados, lo primero es lanzarse a las calles, a descubrir cuanto rincón sea posible. En el caso de Savona, a pesar de tener varios paseos y visitas imperdibles, todo se centra en el puerto, lugar en el cual no tardaremos en darnos cuenta que toda la ciudad gira a su alrededor.

El puerto de Savona

La vista de este puerto, al cual se accede a través de dos modernas pasarelas, es de lo más hermosa. No podemos dejar de acercarnos a cualquiera de sus tantos restaurantes, nada más ideal si se quieren probar los platos locales.

A la noche, el lugar se transforma en un paseo romántico de lo más especial para parejas, sobre todo durante el verano, cuando la suave brisa del mar y el encanto de las luces de la ciudad son todo un sueño. Las calles de Savona son muy seguras y si necesitamos indicaciones, siempre hay un local dispuesto a darnos todas las direcciones que queramos, con ejemplar paciencia y simpatía.

Los alrededores de la ciudad

A medida que nos alejamos del pueblo, los atractivos no disminuyen. En la puerta del mismo nos encontraremos con la Tortea, una torre de vigilia antigua que hoy por hoy es el símbolo de la ciudad. Más hacia el norte, tierra adentro, Il Priamar es una excelente opción. Se trata de un centro histórico y un antiguo centro militar de gran valor cultural. En su momento, funcionó como fuerte, desde dónde se defendió la ciudad en su pasado de guerras entre los reinos que hoy conforman a Italia.

Las calles del centro son un deleite cuando cae el sol y en los restaurantes, los pescados y los buenos vinos llenan nuestros sentidos de placer. Para los que gustan de la navegación, el puerto deportivo de la ciudad es de primer nivel y aquellos que buscan un baño en el mar pueden visitar alguna de las playas que rodean el pueblo.

Savona nos sumerge en encantadoras callecitas con aroma a mar, museos llenos de historia, monumentos y construcciones bellísimas. Cada habitante de esta acogedora ciudad tiene un cuento para contar y cada rincón del pueblo es un pedacito de tesoro que no querrás perderte.

Bien, verdaderamente maravilloso, ¿no lo crees? ¿Qué te parece Savona? ¿Te gustaría visitar esta ciudad de Italia?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados