Recomendaciones para decidir cuándo comer fruta

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Consumir fruta a diario es una de las recomendaciones básicas para llevar a cabo una dieta sana. Sin embargo, es cierto que existen algunas recomendaciones para decidir cuándo comer fruta, ya que la combinación de este alimento con otro o su ingesta como único alimento en determinados momentos del día, brinda diferentes beneficios para nuestra salud. Conozcamos entonces cómo y cuándo comer fruta.

Cómo comer fruta

La fruta se combina mal con otros alimentos. Esto se debe a que las frutas tienen azúcares simples que se digieren de forma rápida, mientras que otros alimentos –principalmente grasas y almidones– permanecerán durante un largo tiempo en el estómago.

Por eso, si consumimos fruta después de la comida, haremos que el azúcar fermente en nuestro estómago, causando malestar.Por esta razón, se recomienda comer fruta sola, sin ningún otro alimento.

Sin embargo, a algunas personas la fruta les da mucha hambre –por ejemplo, el melón es una de las frutas que menos sacia–, por lo que sí sería necesaria una ingesta de otros alimentos. Para eso, debemos comer la fruta, y esperar entre cinco y diez minutos para poder consumir otros alimentos livianos como frutos secos; e incluso una o dos horas si es una comida completa como el almuerzo o la cena. De esta forma, permitimos aprovechar los beneficios desintoxicantes de la fruta.

Algunas personas consideran que esto no es realmente necesario si nuestro sistema digestivo no sufre de ningún problema. Comer fruta antes o después de la comida no nos dará malestar si todo va bien –la gastritis o las úlceras producen acidez si la fruta se consume sola–. Sin embargo, sí es cierto que consumir la fruta sola permitirá que se absorban mejor los nutrientes. Además, quienes quieran bajar de peso deberán consumirla antes de las comidas, ya que la fruta tiene pocas calorías y genera una sensación de saciedad que nos hará comer menos luego.

La fruta es ideal para calmar el hambre después del entrenamiento físico, ya que contiene agua para hidratar el cuerpo y azúcares para reponer las energías. Además, el ejercicio permite regular la insulina, de forma que después de practicar deporte podremos administrar el azúcar que consumimos.

Algunos recomiendan el consumo de frutas únicamente por la mañana, ya que de esta forma aumentan el azúcar en sangre de forma lenta y progresiva. También es una forma suave de arrancar el sistema digestivo tras una noche quieta. Otros, por su parte, consideran que la fruta puede comerse durante todo el día, excepto antes de acostarnos, ya que el azúcar de la misma se convertirá en grasas ya que no es usada en forma de energía.

Mezclas de frutas

Además de las recomendaciones anteriores, también existen algunas sobre la mezcla de frutas. Es inconveniente mezclas frutas ácidas con otras dulces, aunque lo ideal es consumir solo un tipo de frutas –sólo manzanas, sólo uvas, etcétera–.

Debemos evitar las frutas en conserva, las congeladas o procesadas, ya que aumenta la cantidad de azúcar y se le añaden aditivos químicos. Además, la cocción destruye las vitaminas que nos brindan las frutas.

Sí podemos mezclar las frutas con yogur, agua y preparar jugos y batidos de esta forma; también las bayas con frutos secos y los cítricos en ensaladas.

Estas recomendaciones para decidir cuándo comer fruta han sido rebatidas durante mucho tiempo. Sin embargo, es cierto que consumirlas de esta forma nos permite mejorar los beneficios, aunque consumirlas como postre no nos hará un daño real a la salud.

¿Haces el intento de comer fruta todo los días? 

Artículos recomendados