La ansiedad: sus problemas y soluciones

Imagen de Federico
Enviado por: Federico

El estado emocional de la ansiedad es una constante muy común en la vida cotidiana, a causa de la cantidad de exigencias que se acumulan, responsabilidades y necesidades que son cada vez más crecientes e inabarcables.

El estado de la ansiedad implica una necesidad de mantenerse en movimiento físico y mental. La actividad de nuestra mente se acelera, subiendo la adrenalina y superponiendo un pensamiento o idea a otro, formando un borbollón mental que nos hace desconcentrarnos y no poder pensar.

A nivel físico, la ansiedad se caracteriza por manifestarse por medio de palpitaciones, taquicardia, sudor, dolor de corazón en algunos casos, rigidez en el cuerpo e inquietud en general.

A nivel social, el estado de ansiedad nos hace manejar de forma errónea nuestro relacionamiento social. El mal humor es un factor creciente causado por la ansiedad, y cuando ésta es muy elevada, el primero asciende a niveles muy altos, dificultando nuestro relacionamiento en todo sentido.

La ansiedad se controla comenzando por el principio: conociendo sus causas. Cuando e conoce el móvil de la ansiedad (como el de cualquier tipo de problema) es mucho más fácil disminuir nuestro malestar emocional.

La actitud es otro elemento muy útil en el intento de controlar la ansiedad. Tener una actitud positiva hacia la vida nos hace calmarnos y vivirla de manera mucho más relajada. Hacer un esfuerzo por dejar de lado los pensamientos negativos es esencial para sentirnos mejor y olvidar la vorágine que genera la ansiedad.

Otros consejos también pueden ser útiles a la hora de controlar este desagradable estado de ánimo. La meditación es un recurso muy útil a la hora de sentirnos más relajados. Escribir en un diario, hacer deporte, realizar actividades artísticas y de expresión de cualquier tipo, también pueden contribuir a nivelar nuestro estado anímico y ayudarnos a encarar la vida de manera saludable.

Si bien es un problema muy común, la ansiedad no es fácil de controlar, y muchas personas viven un largo tiempo de su vida estando ansiosos y sin disfrutar de nada. La clave es la calma y la actitud positiva; sólo ahí nos sentiremos en paz y con la capacidad de disfrutar la vida en su totalidad.

VIA | Lindísima

Artículos recomendados