Para el dolor de muela: Clavo de olor y ajo

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Para el dolor de muela: clavo de olor y ajo, dos especias de olor bastante fuerte y con múltiples propiedades medicinales. Los dolores de muela son muy comunes y pueden estar causados por diversos problemas -caries, encías sensibles, muelas del juicio-. Son muy molestos y sin embargo tienen una solución fácil con estas dos especias que te aliviarán inmediatamente el dolor.

Clavo de olor para el dolor de muelas

El clavo de olor tiene propiedades antisépticas, antifúngicas, antibacterianas y anestésicas. Durante siglos se utilizó para tratar el dolor y las infecciones de los tratamientos dentales.

Puedes tenerlo ya molido, aunque puede perder propiedades, o molerlo por tu cuenta aunque necesitarás un molinillo. Siempre se necesita usar el polvo, nunca el clavo entero ya que puede dañar aún más.

Para utilizarlo haz una pequeña bolsita con un filtro de café y pon en su interior un poco de polvo de clavo de olor. Atamos el paquete con un hilo limpio. Colocamos ese paquete entre la encía y la mejilla en la zona afectada y lo mantenemos el mayor tiempo posible: la saliva mojará el paquete e irá filtrando poco a poco las propiedades del clavo de olor.

Si quieres una opción más simple puedes mezclarlo con un chicle sin azúcar de un sabor frutal. Mastica un poco el chicle y luego espolvorealo con una octava cucharadita de clavo de olor, para luego seguir masticándolo. Y si consigues aceite de clavo de olor, puedes colocarlos directamente donde tengas la molestia.

Ajo para el dolor de muelas

Cuando el dolor de muelas es demasiado fuerte, no hay nada mejor que el ajo. Debes cortar un diente de ajo de costado y colocarlo sobre el diente dolorido por al menos 20 segundos. Escupe los restos y vuelve a color hasta completar un minuto. Arde bastante, pero luego el dolor desaparece.

El ajo funciona por su ingrediente activo, la alicina, una droga antibacterial que lucha contra las infecciones y alivia el dolor. El ajo se ha utilizado durante siglos en diversas culturas para aliviar diferentes dolores y curar infecciones de todo tipo, incluso en los momentos en que la anestesia y los analgésicos no existían.

Ten en cuenta que en caso de que los problemas persistan, debes acudir a un dentista. Para el dolor de muela necesitas clavo de olor y ajo, pero si el dolor continúa, no hay nada mejor que acudir a un profesional. ¿Te han servido estos remedios caseros?

Artículos recomendados