La uña de gato, sus propiedades y posibles usos en casos de Cáncer y HIV

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

La uña de gato tiene muchas propiedades y posibles usos en casos de cáncer y HIV. Probablemente por esta razón es una planta muy buscada. De ella se utiliza la corteza y la raíz, y es comúnmente usada para tratar muchas enfermedades como la osteoartritis, la artritis reumatoide, los problemas digestivos, la colitis, la gastritis y las hemorroides, entre otros.

Propiedades de la uña de gato

Esta planta medicinal, originaria de Perú, es principalmente utilizada para los diferentes tipos de artritis, así como también para los diversos problemas digestivos e intestinales y en caso de infecciones virales. En ocasiones, también es recomendada para el síndrome de fatiga crónica, el Alzheimer, los parásitos, la cicatrización, el asma, la fiebre del heno, la gonorrea, la disentería y la limpieza de los riñones.

La Uncaria tomentosa -ese es su nombre botánico-  tiene diferentes compuestos que ayudan a nuestro cuerpo a mejorar el sistema inmunológico, de forma que puedan destruir más fácilmente a los virus, las bacterias y las células defectuosas, como las del cáncer.

La uña de gato es segura a corto plazo, aunque puede causar dolor de cabeza, mareos y vómitos en algunas personas. Aparte, no es conveniente que la consuman embarazadas, personas con presión baja, leucemia y enfermedades autoinmunes

La uña de gato para el cáncer

Estudios preliminares dicen que la uña de gato puede detener el proceso de reproducción de células cancerosas. Otros estudios afirman que puede ayudar a las personas que se someten a quimioterapia o radioterapia a mejorar el daño celular. Sin embargo, aún no se sabe a ciencia cierta si esas propiedades son reales y en todos los tipos de cáncer.

La uña de gato se encarga de equilibrar la cantidad de glóbulos blancos en el cuerpo, tanto si el número es demasiado alto como demasiado bajo.

Un estudio de laboratorio también demostró que la uña de gato puede eliminar las células de dos tipos de cáncer del sistema nervioso, y que podría detener la producción de células del cáncer de mama y del sarcoma de Ewing.

La uña de gato para el SIDA

En estudios in vitro, se ha visto que los alcaloides de la uña de gato potencian la fagocitosis -proceso por el que las células blancas destruyen a los gérmenes-, tienen propiedades inmunomoduladoras, alivian las inflamaciones y son antivirales. Además, puede ayudar a la formación de células T a un nivel normal, lo que tiene múltiples beneficios.

Un nivel normal de células T evita los brotes de herpes y candidiasis, remite el sarcoma de Kaposi, y previene que el virus se haga resistente a los antirretrovirales.

Si bien las propiedades de la uña de gato determinan que puede ser usada en casos de Cáncer y HIV, siempre debemos tener en cuenta que no hay evidencias científicas reales, y que esto se basa en la experiencia de muchas personas. Eso no significa que funcione a todos y que la uña de gato realmente cure el cáncer o el SIDA.

Artículos recomendados