Cuáles son las propiedades curativas del orégano

Imagen de Tania Fernandez
Enviado por: Tania Fernandez

Como suele suceder con muchos productos naturales que tenemos en casa, de los cuales desconocemos muchas de sus propiedades, el orégano es una de las hierbas más subestimadas.

Generalmente se lo utiliza para condimentar diferentes preparaciones, sobre todo aquellas que incluyen tomate, ya que juntos son una excelente combinación.

Sin embargo el orégano es mucho más que una hierba aromática para condimentar, sino que posee una gran cantidad de propiedades que benefician nuestra salud. Por ello hoy queremos compartir contigo cuáles son las propiedades curativas del orégano.

Aceite de Orégano

Aunque tal vez resulte un poco extraño, este producto derivado del orégano y que se puede adquirir en tiendas naturistas, tiene una gran cantidad de propiedades y es ideal para tenerlo en casa para aplicarlo en diferentes usos medicinales.

El aceite de orégano posee propiedades antibacteriales, gracias a dos sustancias que componen este aceite: timol y carvacrol, los cuales son muy efectivos en la lucha contra las bacterias. De hecho se ha demostrado que es muy efectivo para tratar casos de giardia, incluso mejor que el medicamento químico que se suele recetar para esta patología.

A su vez, el timol y un ácido presente en el orégano denominado rosmarínico, constituyen potentes antioxidantes. Se ha demostrado que tan solo un gramo de orégano fresco tiene mayores propiedades antioxidantes que una manzana, una patata o un arándano.

El aceite de orégano tiene también propiedades antifúngicas, es decir, funciona como un antihongos, de hecho antes de que existieran los sistemas para refrigerar los alimentos, se lo utilizaba para poner en las carnes y que estas no generan hongos.

Si bien las propiedades del orégano están muy concentradas cuando se utiliza el aceite, sin embargo también están en menor medida en las hojas frescas de esta hierba.

Otras propiedades medicinales del orégano

El orégano funciona a su vez como un estimulante del sistema digestivo, si se lo incluye en las comidas ayuda a abrir el apetito y favorecer la producción de saliva, lo cual ayuda en la digestión.

Los dolores menstruales son aliviados por el consumo de orégano, tanto fresco como en aceite; a su vez otras molestias que puede generar el período menstrual son aliviadas por el orégano, como la hinchazón, las náuseas y los dolores de cabeza.

Otros usos habituales del orégano son tratar resfriados y bronquitis y pediculosis.

Todo concentrado en una hierba

Aunque parezca una hierba un poco insignificante, sus hojas frescas poseen una gran concentración de hierro, manganeso, magnesio, cobre y varios minerales importantes.

También varias vitaminas están presentes en el orégano como la vitamina K, E, C y B6; así como constituye una importante fuente de Omega 3.

Y lo mejor del orégano es que se puede consumir tanto fresco como seco, aunque fresco se aprovechan más sus propiedades. Al ser una hierba se puede cultivar perfectamente en macetas y echarle mano cuando estemos preparando exquisitos platos.

Al igual que el resto de los remedios naturales, el orégano no es totalmente inocuo, por lo que se debe consultar con el médico antes de consumirlo como hierba medicinal. En algunos casos puede generar irritaciones cutáneas y no se debe consumir durante el embarazo y la lactancia. 

Artículos recomendados