Apiterapia: sanar con aguijones de abejas

Imagen de Yulieth Mora
Enviado por: Yulieth Mora

Huir de las abejas es la constante, el pánico nos invade cuando hay una abeja merodeándonos en el parque. Es que acaso ¿quién quiere sufrir el piquete de abeja? Podría resultar doloroso, incluso algunas personas son alérgicas a ellas y pueden experimentar fuertes episodios que ponen en riesgo su salud. Pero qué tal si te contamos que otras personas pueden curarse a través de la apiterapia, una técnica terapéutica que cura diversas enfermedades.

¿Qué es la apiterapia?

Tal vez el nombre te parezca extraño o tal vez no, porque la técnica cada vez cobra más fuerza. La apiterapia es el uso de las abejas y los productos que generan es decir, la miel, el veneno, el polen, la cera y la jalea real, para tratar diversas afecciones.

Aunque no lo creas esta técnica es de vieja data y se ha inscrito como una de las preferidas para tratar enfermedades como la esclerosis múltiple, la artritis, algunas heridas, la gota, la herpes, las quemaduras y la tendinitis, en la medicina alternativa.

En el antiguo Egipto, Grecia y China se desarrolló con gran interés la investigación sobre las propiedades curativas del veneno; fue Hipócrates, el padre de la medicina, quien develó la importancia de la apiterapia en el tratamiento de la artritis. Las técnicas de acupuntura también están muy relacionadas con la apiterapia.

En la actualidad los estudios médicos han logrado comprobar los beneficios de la apiterapia incluso existen organizaciones dedicadas a esto, por ejemplo la Sociedad Americana de Apiterapia (ASS).

Los beneficios de la apiterapia

Debes tener claro que en la apiterapia no sólo es importante el veneno e las abejas, sino como lo hemos manifestado, también tienen relevancia los productos que ellas generan. Cada uno en su forma y medida tienen una función específica en nuestro organismo. Ya será el profesional encargado quién defina qué tipo de producto necesitas para mejorar tu salud. Mira algunos.

El veneno

Su función radica en activar el sistema inmunológico que es el que nos protege de enfermedades, además relaja el sistema nervioso, desinflama las articulaciones, corrige problemas circulatorios, de varices y hemorroides. En los tratamientos de esclerosis múltiple, lupus, asma, gota, artritis, es muy importante.

El veneno se aplica en el cuerpo a través de una técnica de medicina tradicional China muy parecida a la acupuntura y lo que hace el experto es aplicar piquetes de abeja en puntos exactos del cuerpo, estos puntos ya preestablecido por el especialista. Claramente las personas que son alérgicas a las abejas deben ignorar estos procedimientos para preservar su vida.

El polen

Mejora el crecimiento y el desarrollo del cuerpo, de hecho regula problemas de peso. Se utiliza en tratamientos de tensión arterial, episodios de ACV y como preventivo del cáncer de próstata.

El propóleo

El propóleo tiene propiedades antibióticas, cicatrizantes y antivirales. Usualmente se utiliza contra las infecciones respiratorias y el resfriado. ¿Recuerdas esa cucharadita de propóleo que te sugirió mamá y que mejoró aquel día de gripe? También es extremadamente curativo en caso de quemaduras graves, usualmente en las farmacias se pueden conseguir gasas con crema de propóleo para aplicar sobre las quemaduras.

La miel

Además de ser endulzante natural, lubricante y humectante, la miel es también es antioxidante y desintoxicante digestivo. Es utilizada como materia prima en los tratamientos de ulcera por la protección que da al hígado, la vesícula y el estómago.

La Jalea real

Este producto parece venir de las huestes del panal y en realidad es un producto real ya, las únicas que se alimentan de este producto son la abeja reina y las larvas de la parte real del panal. Tiene funciones que miles de mujeres desean: la regeneración de las células y la longevidad, no por menos es utilizada en la fabricación de cosméticos.

Bueno esperamos haber despejado un poco de dudas sobre la apiterapia. Ahora que tienes el concepto claro no tendrás esa prevención contra las abejas que te hacían sentir miedo. De hecho no todo lo que parece malo lo es, la medicina alternativa siempre saber aprovechar muy bien cada elemento. Asesórate muy bien.

Artículos recomendados