¿Qué es la vigorexia?

Imagen de Federico
Enviado por: Federico


Los modelos de hombre perfecto de la década de los ochenta pueden personificarse perfectamente en Arnold Schwarzeneger o Silverster Stalone. Los cuerpos gigantescos y musculosos ocuparon la atención de muchos hombres que se empeñaron persistentemente en desarrollar sus músculos hasta que éstos adquirieran dimensiones realmente descomunales.

Los noventa trajeron héroes más “normales” físicamente, como el caso de Tom Cruise, por ejemplo. Sin embargo, muchos quedaron anhelando personificar aquellas figuras descomunalmente gigantescas, y las salas de musculación pasaron a ser su primer hogar, y aún lo continúan siendo para muchos.

Es que esto no se trata de una moda, sino que de una enfermedad: la vigorexia, un trastorno que implica la tendencia a desarrollar anormalmente los músculos del cuerpo y que la vida gire en torno únicamente a ello.

Quienes padecen vigorexia suelen pasar muchas horas en los gimnasios ejercitándose, y los problemas que esto acarrea son notables. Ni hablar de los medicamentos dirigidos a aumentar la potencia y tamaño de nuestros músculos, que no son muy saludables de por sí, y mucho menos si se los consume en exceso.

El individuo con vigorexia es alguien que siempre se verá al espejo como alguien debilucho y no lo suficientemente fuerte y vigoroso. El desarrollo muscular les da seguridad y fuerza, y les permite sentirse atraídos por las mujeres, aunque en lo personal no conozco a ninguna mujer que le atraiga un hombre de este tipo.

La dieta de una persona con vigorexia elimina muchos nutrientes básicos, pues ésta se centra en el consumo de proteínas y más proteínas, para poder aumentar su fuerza en el gimnasio. Frutas y vegetales brillan por su ausencia, y ni que hablar de los carbohidratos.

Ocurre aquí lo mismo que con las personas anoréxicas: hay que darse cuenta de que lo que la gente busca sexualmente es un cuerpo radicalmente normal, ni escuálido, ni gordo, ni musculoso. Cuidado con estos abusos, no creo que tengas el problema en estado grave, pero tal vez tu caso sea uno de vigorexia leve, lo cual no es poca cosa.

VIA | WebSaludable

Artículos recomendados