Sabañones... duelen, pican y arden!

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Los sabañones duelen, pican y arden. Son probablemente, una de las cosas más molestas que alguien puede sufrir. Son pequeñas manchas rojas azuladas que aparecen en las extremidades -pies y manos principalmente- debido a un calentamiento luego de que la zona estuvo expuesta al frío. En general, afecta más a las mujeres que a los hombres, y se deben a la mala circulación provocada por el frío, ya que los vasos sanguíneos se estrechan.

Síntomas de sabañones

Sufren de sabañones, al menos una vez en la vida, una de cada diez personas, pero a ciencia cierta no se sabe por qué se producen ni cómo tratarlos efectivamente. Cuando tenemos sabañones, sentiremos en la zona afectada calor, enrojecimiento e hinchazón, incluso en algunos casos ampollas púrpuras.

Existen dos tipos de sabañones: los crónicos, que duran al menos cinco meses al año durante cinco años; y los agudos, que solo se sufren durante un par de semanas.

¿Cómo tratar los sabañones?

Primero que nada, debemos evitar que nuestras extremidades se calienten rápidamente, a fin de prevenir los sabañones. No debemos poner las manos cerca de la estufa luego de estar fuera, y mantener todas las zonas perfectamente abrigadas al salir al frío. También se recomienda dejar de fumar, ya que la nicotina estrecha aún más los vasos sanguíneos.

El mentol, el alcanfor o el pimiento pueden ayudar a curar los sabañones mediante la vasodilatación. También podemos utilizar sobre ellos cremas con lanolina, aceite de romero o lavanda, jugo de ajo o de ortiga.

A veces, tener sabañones indica falta de calcio y sílice, por lo que consumir mijo, espinaca, higos, almendras, sésamo, avena, perejil y vegetales verdes suele ser la solución. Si el problema es circulatorio, podemos mezclar tres partes de corteza de fresno espinoso, tres partes de bayas de espino y una pieza de jengibre, mezclarlos y colocar una cucharadita de estas hierbas en una taza de agua caliente. Debemos dejar reposar 15 minutos y colar. El té se debe beber tres veces al día.

El ejercicio regular y la relajación pueden ayudar a curar los sabañones.

A veces, los sabañones son producidos por el síndrome de Raynaud, que provoca interrupciones de la circulación producto del frío, teniendo los dedos mortalmente pálidos, luego azules y finalmente rojos. Si este es tu caso, debes consultar sí o sí con tu médico, ya que tiene más riesgo de infecciones y un tratamiento específico.

Un remedio específico

Para aquellas personas que sufren de sabañones constantes, este remedio específico les servirá. En los primeros cuatro meses de tratamiento, deben consumir un tónico a base de raíces y hojas de diente de león, gayuba, ñame salvaje, lengua de vaca, magnesio, potasio, fosfatos, vitamina B. Se debe consumir tres veces al día y también debemos consumir más frutas y verduras en nuestra dieta. Luego se añaden la corteza de fresno espino, las bayas de espino y el jengibre.

A pesar de que los sabañones duelen, pican y arden, tienen solución. ¿Cómo has curado tus sabañones?

Artículos recomendados