Jabones artesanales, el cuidado más natural para tu piel

Imagen de fLOR B.
Enviado por: fLOR B.

Actualmente todos, en mayor o menor medida, nos preocupamos de la estética. Probablemente seamos más las mujeres quienes estamos más atentas, pero los hombres cada vez se acercan más.

En la búsqueda de la belleza y el cuidado del cuerpo utilizamos cremas, exfoliantes, bronceadores, y diferentes productos que realcen nuestra belleza natural. Pero, ¿prestamos atención al jabón que utilizamos? El jabón es fundamental porque es lo que sin excepción pasa por nuestro cuerpo a diario, es por ello que la correcta elección del jabón puede transformar nuestro camino a la belleza en un éxito o fracaso.

Los mejores jabones son los artesanales, éstos no tienen compuestos químicos, y están hechos a base de hierbas o flores que le dan al jabón diferentes propiedades.

Los jabones artesanales se elaboran a partir de aceites o grasas de origen animal o vegetal, o con barras de glicerina natural. Durante su proceso de elaboración se le agregan extractos de plantas como aloe vera o flores, que le otorgan distintas propiedades.

Lo fundamental de este tipo de jabones es que no dañan la piel porque son completamente naturales, desde su color, aroma y hasta su textura.

Cada piel tiene su jabón:

*Jabón de Caracol: regula y mantiene el equilibrio ácido graso natural de la piel, la humecta sin dejarla grasosa. Es utilizado para curar el acné.

*Jabón de Avena: es exfoliante, tiene propiedades suavizantes. Es el indicado para pieles delicadas.

*Jabón a base de Cítricos: son los recomendados para las pieles grasas. Hidratantes y refrescantes.

*Jabón Rosa Mosqueta: cicatrizante, es un suavizante regenerador y reparador de la piel.

*Jabón de Aloe Vera: protege la piel, cicatriza, suaviza, y rehidrata; sirve también para el acné.

*Jabón de Caléndula: suaviza e hidrata. Está recomendado para pieles secas.

Los beneficios de utilizar los jabones naturales son varios: ayudan a mantener los aceites naturales de la piel, hidratan en profundidad, dan a la piel más suavidad y elasticidad, son antioxidantes y tónicos.

No resecan la piel, y están elaborados con aromas y aceites que estimulan los sentidos. Una forma muy natural de cuidarte.

Vía | puntovital

Artículos recomendados