Remedios caseros para curar quemaduras de primer grado

Imagen de Tania Fernandez
Enviado por: Tania Fernandez

Las quemaduras de primer grado son bastante habituales y pueden producirse por diferentes motivos: largas exposiciones al sol o por algún accidente accidente doméstico, por ejemplo podemos quemarnos accidentalmente con agua caliente, el horno, la plancha o la estufa; lo cual provoca generalmente quemaduras leves, que son posibles de tratar en casa y para las cuales es probable que encontremos alivio en algunos de los ingredientes que se encuentran en nuestra alacena.

Compartiré contigo entonces algunos remedios caseros para las quemaduras de primer grado, pero antes veremos cuáles son los tipos de quemaduras para que puedas distinguirlas y aplicar el tratamiento adecuado.

Tipos de quemaduras

Es importante distinguir entre los diferentes tipos de quemaduras. La gravedad de las mismas se determina por la cantidad de capas de la piel a las que afectan y van desde quemaduras de primer grado, que son las más leves, a quemaduras de tercer grado, las cuales son las más graves.

Las quemaduras de primer grado sólo afectan la capa superior de la piel, es decir la epidermis. Se reconocen por un enrojecimiento de la piel y una leve hinchazón en la zona. Son un poco dolorosas, pero nada que no se pueda soportar.

El caso de las quemaduras de segundo grado es un poco más complicado, ya que también se ve afectada la segunda capa de piel, conocida como dermis. En este tipo de quemaduras suelen producirse llagas, enrojecimiento, inflamación y un dolor fuerte, es necesario que sean tratadas adecuadamente para evitar infecciones y hongos.

Las quemaduras de tercer grado son las más complicadas, ya que se dañan, no solamente las capas de la piel, sino que también pueden verse afectados los tejidos, y dependiendo de la gravedad de la quemadura, también se pueden ver seriamente afectados órganos o huesos.

En el caso de las quemaduras de segundo y sobre todo en las de tercer grado es importante consultar con un médico, pero en el caso de las de primer grado es probable que podamos aliviar el ardor y reducir la inflamación con alguno de estos remedios caseros para quemaduras de primer grado.

Remedios caseros para las quemaduras

Agua Fría

Lo primero que tenemos que hacer cuando nos quemamos es inmediatamente mojar la zona con bastante agua fría durante unos 15 o 30 minutos, pues de esta manera evitamos que se siga quemando la piel. Es importante destacar que no debemos usar agua helada o hielo, ya que esto podría empeorar la situación.

Si tenías alguna joya o prenda sobre la zona quemada intenta retirarla suavemente debajo del agua, si es que esta no se ha pegado a la piel; si la prenda está adherida a la piel debes recurrir en forma urgente a un centro asistencial para que la remuevan, no tironees de ella pues podrías empeorar la lesión.

Vinagre

El vinagre diluido con agua en partes iguales funciona como un potente analgésico y ayuda a relajar el tejido de la piel, de modo que también ayudará a reducir la inflamación. Remoja un paño limpio, que no desprenda residuos, en una mezcla de vinagre (cualquier tipo) y agua fría. Apĺícalo sobre la quemadura y déjalo durante el tiempo que sea necesario, cuando el dolor regrese aplica un nuevo paño limpio mojado con la mezcla de vinagre y agua.

Aloe Vera

Luego de aplicado el vinagre durante unas cuantas horas puedes comenzar a utilizar el gel de aloe vera. El aloe vera ayudará a bajar la inflamación, refrescar la zona quemada y regenerar la piel. Tan solo tienes que tomar una hoja de aloe vera, cortarla transversalmente y extraer de ella el gel que colocarás directamente sobre la zona afectada. En el caso de las quemaduras de segundo grado esto solo debe hacerse cuando la herida ya ha comenzado a secarse.

Tomate

Es de conocimiento popular las propiedades que tiene el tomate para aliviar quemaduras de primer grado. Tan sólo tienes que cortar algunas rodajas de tomate y colocarlas directamente sobre la zona afectada. Su acidez hará disminuir el dolor, ayudará a evitar las ampollas y a regenerar la piel en la zona afectada.

Cebolla Cruda

En el ambiente gastronómico son bien conocidas las propiedades del jugo de la cebolla cruda para aliviar quemaduras leves. Lo que tienes que hacer es cortar una cebolla y exprimir su jugo directamente sobre la quemadura, lo cual ayudará a calmar el dolor y evitará las ampollas. Es importante que la cebolla sea cortada en el momento, ya que pierde rápidamente sus propiedades calmantes.

Miel de abejas

La miel pura de abejas tiene una gran cantidad de propiedades curativas que también se pueden aprovechar en el caso de las quemaduras leves. Una vez que la quemadura está limpia y ha comenzado a aliviar coloca directamente sobre ella un poco de miel de abejas, ella ayudará a reconstruir la piel y a reducir la inflamación.

Pasta de Dientes

La pasta de dientes que utilizas a diario para tu higiene bucal también es muy apropiada para tratar casos de quemaduras leves, ya que mantendrá la zona fresca e hidratada, evitando la formación de ampollas. Una vez que hayas mojado la zona con agua fría durante algunos minutos, coloca una gruesa capa de pasta de dientes sobre la quemadura y déjala actuar durante algunas horas, para luego retirarla con agua sin refregar.

Estos son solo algunos de los remedios caseros para aliviar quemaduras de primer grado a los que puedes echar mano en caso de emergencias, pero sabemos que hay muchísimos más en el receterio popular ¿cuáles otros conoces tú?

Artículos recomendados