Remedios caseros contra los vómitos

Los vómitos no son una condición grave de salud, pero lo cierto es que nos hacen sentir mal. No son más que una reacción a un problema temporal, como un alimento en mal estado, una borrachera o el embarazo. Existen diversos remedios caseros contra los vómitos que te pueden ayudar a prevenir o calmar esta molesta sensación. Si sientes exceso de salivación, mareo, náuseas, cambios en la temperatura corporal y aumento de los latidos del corazón, es momento de prevenir.

Jengibre

El jengibre es bueno para el estómago y evita una mayor secreción de jugos gástricos en el estómago que puedan causar náuseas. Es un antiemético natural. Podemos consumirlo en forma de té con un poco de azúcar, o unas rebanadas de pan de jengibre; también mezclando una cucharadita de jugo de limón y una de jugo de jengibre, o masticar un trozo de jengibre fresco con miel.

Agua de arroz

El agua de arroz es ideal para eliminar los vómitos causados por la gastritis. Debes prepararla con arroz blanco ya que es más fácil de digerir: hierve una taza de arroz en una y media de agua, cuela y bebe esa agua.

Canela

La canela es útil para prevenir las náuseas y los vómitos, aunque no deben utilizarla bajo ningún concepto las mujeres embarazadas. Pon en una taza de agua hirviendo una ramita de canela o una cucharada y media de canela en polvo y deja reposar unos minutos. Cuela y endulza el agua con una cucharada de miel. Bebe dos o tres veces al día.

Menta

El té de menta es un remedio casero contra los vómitos fácil de preparar: añade un puñado de hojas de menta secas en una taza de agua hirviendo, deja reposar por media hora, cuela y bebe el té. También puedes masticar esas hojas -ya sea frescas o secas-, o puedes beber una cucharada de jugo de limón y una de jugo de menta alternativamente varias veces al día.

Vinagre

Cuando vomitamos, el olor nos puede causar más ganas de vomitar, por eso el vinagre es un remedio eficaz contra los vómitos. Puedes hacer un enjuague bucal para refrescar el aliento con una cucharada de vinagre diluida en medio vaso de agua. Por otra parte, el vinagre de manzana puede frenar los vómitos si ponemos una cucharada del mismo y una de miel en un vaso de agua.

Estos son algunos remedios caseros contra los vómitos, pero lo ideal siempre es saber la razón por la que hemos vomitado: por ejemplo, si es por la comida, es bueno que lo sepamos para hacer una dieta blanda. ¿Te han gustado estos remedios naturales?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados