El anís y sus propiedades

El anís es una planta de la que se suele utilizar la semilla y el aceite, y en ocasiones también la raíz y las hojas, para fines medicinales. Las propiedades del anís incluyen aliviar dolores de estómago, comenzar la menstruación, abrir el apetito y aumentar la energía sexual. ¿Quieres conocer los beneficios del anís para la salud?

El anís y el sistema digestivo

El anís es un carminativo, antiespasmódico y sedante, por lo que suele utilizarse para diferentes problemas del sistema digestivo.

Los frutos de la planta se utilizan a menudo para eliminar los gases intestinales y también el dolor y molestias que estos producen. Para eso debemos hacer una infusión y tomar una taza antes de las comidas.

Al tener un efecto sedante, el anís puede curar la gastritis, la acidez y los problemas estomacales relacionados con los nervios. También puede servir a aquellas personas que tienen problemas digestivos, ya que ayuda a hacer la digestión más rápidamente, reduciendo el dolor de estómago y abdominal en general. Además, es ideal para aquellas personas que tienen falta de apetito, ya que estimula las ganas de comer. Y aunque no es precisamente del sistema digestivo pero sí está directamente relacionado, el anís puede eliminar la halitosis -mal aliento-.

El anís y el sistema respiratorio

El anís tiene propiedades expectorantes y antiinflamatorias que pueden servir como supresoras de la tos. Esto permite que los pulmones eliminen los fluidos que se forman en los bronquios y por ende sanar las enfermedades pulmonares como la bronquitis, la gripe y el asma.

Para esto suele hacerse una infusión de las semillas secas, y se puede beber dos o tres veces al día cercano a las comidas.

El anís y el sistema nervioso

Entre las propiedades del anís encontramos su componente sedativo que puede ayudar a calmar los nervios. La infusión de las semillas de anís sirve para sentirnos más tranquilos en los momentos que estamos nerviosos o estresados. También puede servir en casos de neurastenia, un trastorno neurótico caracterizado por un cansancio inexplicable luego de cualquier actividad física o psíquica.

Otros usos medicinales del anís

El anís tiene otras propiedades: puede ayudar a bajar la menstruación en mujeres que sufren de amenorrea o dismenorrea. También puede ayudar a aquellas personas con bajo deseo sexual, ya que el anís incrementa la líbido.

Aplicado de forma tópica, es un antiséptico. Además, se utiliza para aliviar los dolores de garganta y para curar úlceras en la boca.

¿Conoces las propiedades del anís? ¿Lo has utilizado como especia? ¿Y como planta medicinal?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados