Aceite de semilla de uva: amigo para la piel

Imagen de Lucia Vazquez
Enviado por: Lucia Vazquez

Seguro que muchos no conocen el aceite de semilla de uva, un amigo para la piel. Este compuesto de la uva se hizo especialmente conocido cuando Emma Stone dijo que lo utilizaba en su delicada y espectacular piel. ¿Qué estás esperando? ¡Anímate a probar las propiedades del aceite de semilla de uva!

Beneficios del aceite de semilla de uva

El aceite de semilla de uva es muy útil para utilizar en diferentes problemas de la piel. El ácido linoleico que se encuentra en este aceite es útil para fortalecer las membranas celulares y mejorar el aspecto de la piel en general.

Esto, junto con los antioxidantes lo convierten en un aceite muy interesante para tratar el acné, ya que no permite que se obstruyan los poros, y se evitan por ende los brotes de acné. Además, es antiinflamatorio, lo que permite que los granos ya existentes se desinflamen.

También es un poderoso astringente, lo que permite tener la piel tonificada y firme, algo ideal para las pieles grasas.

Si tenemos ojeras, no debemos buscar más: el aceite de semilla de uva es una excelente opción para eliminar las ojeras de forma natural, y sin correr el riesgo de que el producto irrite nuestros ojos. Necesitaremos la aplicación regular durante una semana para eliminar las ojeras.

Como todos los aceites esenciales, este puede ser utilizado como hidratante, y a diferencia de otros aceites se absorbe rápidamente, es más ligero y por ende no deja residuos en la piel. Además, ayuda a estimular los tejidos encargados de regenerar la piel y acelera el proceso de curación de heridas.

Si queremos rejuvenecer nuestra piel, debemos dejar de lado las cremas caras y optar por el aceite de semilla de uva, que tiene un montón de antioxidantes que minimizan las finas arrugas y líneas de expresión provocadas por los radicales libres, así como también tiene propiedades para mantener el colágeno y la elastina.

El alto contenido en vitamina C de este aceite nos permitirá también conseguir un tono de piel uniforme y sin imperfecciones. Cambia ese caro sérum y opta por masajear tu piel con el aceite de semilla de uva.

Cómo usar el aceite de semilla de uva

Debemos colocar unas gotas en nuestras manos, y frotarlas suavemente. Damos un masaje en la piel -puede ser en el rostro o el cuerpo- y esperamos que se absorba. Como es ligero, esto sucederá rápidamente. Según el tipo de piel necesitaremos una cantidad de aceite diferente, siendo quienes más cantidad necesitan aquellos con piel seca.

En el caso de las ojeras, podemos extender sin problemas el aceite alrededor de los ojos, dar unos suaves toques con los dedos en las ojeras y esperar que absorba. Y si la queremos como hidratante, podemos colocarla directamente sobre la piel o incluir unas gotas en otra crema para potenciar su hidratación.

¿Has usado el aceite de semilla de uva para el cuidado de la piel? ¿Te ha dado buenos resultados? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Artículos recomendados