Propiedades de la manzanilla

Imagen de Tania Fernandez
Enviado por: Tania Fernandez

Una de las hierbas más conocidas y utilizadas dentro del herbario popular es, sin duda, la manzanilla. Esto se debe a la gran cantidad de propiedades que esta planta tiene, tanto para la salud, como para tratamientos estéticos.

Conozcamos entonces algunas de las propiedades de la manzanilla para que puedas utilizarla en diversos tratamientos.

Una hierba con historia

La manzanilla viene siendo utilizada desde hace siglos por su gran cantidad de propiedades medicinales. Ya en la antigua Grecia, Egipto y Roma se la conocía y aplicaba para tratar una diversa variedad de dolencias.

Su uso se popularizó durante la Edad Media, cuando se la consumía para aliviar diferentes afecciones como asma, náuseas, problemas nerviosos, problemas cutáneos, entre otros.

En la actualidad se puede encontrar la manzanilla en prácticamente cualquier país, ya que es una planta muy resistente, que se adapta prácticamente a todos los climas.

Beneficios del consumo de manzanilla

Investigaciones científicas realizadas recientemente sobre los beneficios de la manzanilla han respaldado los usos tradicionales que se le adjudican, indicado que esta hierba posee propiedades antiinflamatorias, antibacterianas, antialérgicas y sedantes, entre otras.

La manzanilla también posee importantes propiedades digestivas, el consumir una taza de té de manzanilla luego de las comidas ayuda a una mejor digestión y a aliviar dolores estomacales, así como calmar las náuseas que producen los vómitos. Es ideal el consumo de la manzanilla en tratamientos para la gastritis o úlceras estomacales.

Gracias a sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, la manzanilla se utiliza para tratar todo tipo de afecciones respiratorias y síntomas del resfriado, como asma y bronquitis, fiebre alta.

La manzanilla posee importantes propiedades sedantes, por lo que si tienes problemas para dormir puedes beber una taza de té todas las noches, y tus sueños serán más profundos. Esta propiedad relajante de la manzanilla también es muy efectiva para calmar dolores menstruales.

Como dijimos anteriormente, no solo se la utiliza para tratar afecciones, sino también para tratamientos estéticos. Popularmente, las personas que tienen un color de cabello de castaño claro a rubio, han utilizado el té de manzanilla como un enjuague para aclarar algunos tonos el cabello; esta aplicación se utiliza principalmente durante el verano, ya que la combinación con el sol lo aclara aún más.

La piel también se beneficia de las propiedades de la manzanilla, sobre todo cuando se la utiliza de forma tópica. En el mercado cosmético existen una gran cantidad de productos elaborados en base a esta hierba, sin embargo no tienes por qué comprarlos ya que puedes preparar tu propia crema o cataplasma de manzanilla. Los tejidos mucosos a su vez también se regeneran con mayor rapidez si son tratados con manzanilla, puedes preparar por ejemplo un enjuegue bucal en casos de aftas o herpes, para una cicatrización más rápida.

Formas de consumo

En el mercado farmacológico se puede encontrar la manzanilla en diferentes presentaciones como cápsulas, cremas y aceites esenciales; sin embargo la forma más habitual y sencilla de consumirla es en infusión.

Para preparar un té de manzanilla solo tienes que poner una cucharadita de la hierba seca o un saquito por cada taza de agua hirviendo, lo dejas tres minutos y lo cuelas, puedes beberlo frío o caliente.

Como te he mencionado anteriormente es una planta medicinal resistente, y a su vez sus flores son muy lindas, por lo que puedes cultivarla en tu propia casa. Cuando florece puedes recolectarla y hacer ramitos con ella, atarlos con un hilo y colgarlos con las flores hacia abajo para que se sequen, en un lugar fresco y oscuro.

Una vez que las flores se han secado las cortas, dejando principalmente la parte de la flor, que es la que concentra la mayor cantidad de propiedades y la guardas en un frasco de vidrio cerrado o en una bolsa hermética, para que se conserve por más tiempo.

Si no tienes un lugar donde cultivarla o recolectarla, puedes comprar en cualquier herboristería la manzanilla en paquetes o en saquitos. Con ella podrás preparar tus propias cremas, aceites esenciales, baños e infusiones.

¿Qué te han parecido esas propiedades de la manzanilla? ¿La has consumido alguna vez? ¿Para qué tratamientos?

Artículos recomendados