Propiedades de la menta

La menta tiene diversas propiedades medicinales y es una planta fácil de conseguir y utilizar. Con su color y olor característicos que brindan frescura, la menta es relajante y estimulante al mismo tiempo. Ya sea su aceite, las hojas o el té, la menta puede utilizarse de diferentes formas y para diversos problemas de salud. ¿Quieres conocer cuáles son?

La menta es antiespasmódica

La menta es conocida por su acción antiespasmódica que puede reducir la irritabilidad y los nervios, así como también los espasmos musculares. Es una hierba ideal para aliviar el estrés nervioso, disminuye la fatiga, es antidepresiva y balancea el sistema nervioso.

Mejora el síndrome del intestino irritable

La menta, especialmente si la utilizamos en forma de aceite esencial, se utiliza para aliviar el síndrome de intestino irritable. Lo bueno es que se puede utilizar incluso en los niños, ya que ayuda a reducir la intensidad del dolor abdominal, y alivia tanto el estreñimiento como la diarrea.

Reduce los espasmos del colon durante los enemas, ayuda a mejorar los síntomas de la dispepsia funcional y mejora el vaciado gástrico, así como también los cólicos infantiles. Por si fuera poco, la menta permite una mejor digestión, ya que aumenta la secreción de jugos gástricos y relaja los músculos del intestino.

Es un analgésico

La menta es un poderoso analgésico: alivia el dolor en general, desde un simple dolor de cabeza o una tos hasta migrañas severas. Es un antiinflamatorio, por lo que también ayuda a aliviar el dolor en las articulaciones, como el causado por la artritis o el reuma.

En el caso de los dolores de cabeza, suele aplicarse aceite de menta en la frente para aliviar el dolor.

Trata diversos problemas de la piel

Si tenemos problemas en la piel y queremos lucir una piel sana y bella, también debemos utilizar la menta. Se puede utilizar tanto de forma interna como externa para tratar el eczema, especialmente si la combinamos con la cúrcuma. Mezclada con aloe vera reduce la irritación e inflamación de la piel. Además, la protege y nutre en profundidad, aliviando las picaduras de mosquito y manteniéndolos alejados.

Mejora la salud bucal

La menta siempre ha sido considerada una hierba ideal para tratar el mal aliento, por esa razón la mayoría de los chicles y pastas dentales tienen ese sabor. Además, el aceite de menta está considerado como un mejor limpiador dental que los químicos utilizados en las pastas de dientes, ya que inhibe la proliferación de bacterias asociadas con las caries.

¿Conocías las propiedades de la menta? ¿Cómo utilizas la menta en tu día a día?

Siguenos en facebook

Artículos recomendados