Los suplementos vitamínicos: ¿son buenos o malos?

Imagen de Rafaela
Enviado por: Rafaela

99647569_0.jpg

La oferta de suplementos vitamínicos está a la orden del día. La pregunta es si, al fin de cuentas,  resultan positivos o negativos para nuestra salud. ¿Son una buena opción a la hora de mejorar nuestras necesidades nutritivas? ¿O por el contrario debemos evitar su consumo?. Nuevamente nos adentramos en el tema.

Las vitaminas son un pequeño grupo de sustancias esenciales para el crecimiento y el desarrollo de nuestro organismo. Por lo tanto, la necesidad que tenemos de vitaminas es indiscutible. Además, muchas de ellas no pueden ser creadas por nuestro cuerpo y, por lo tanto, necesitamos que vengan de nuestra dieta.

Algunas personas que consumen suplementos creen que por eso no necesitan preocuparse por cómo se alimentan. Esto significa un descuido importante. Además, muchos estudios han demostrado que las vitaminas que se encuentran en los suplementos no reaccionan en nuestro cuerpo de la misma manera que aquellas que provienen de las comidas.

La nutricionistas y otros expertos de la salud concuerdan que, exceptuando aquellas personas que llevan un tratamiento especial, la mayor parte de nosotros no necesita tomar suplementos. Podemos cubrir perfectamente nuestras necesidad nutritivas llevando una dieta balanceada. La mejor forma de hacerlo es incrementar nuestro consumo de frutas y verduras.

Además, el consumo excesivo de vitaminas puede traer efectos tóxicos. Si bien nuestro cuerpo necesita de las vitaminas un consumo mayor del necesario puede ser contraproducente. En conclusión, podemos decir que, en principio, el hecho de tomar suplementos no es bueno o malo. De todas formas es una práctica innecesaria para la mayoría de nosotros.

Artículos recomendados