Keratina para el cabello

Imagen de Eduardo Hugalde
Enviado por: Eduardo Hugalde

Hemos escuchado hablar de lo fundamental que es la keratina para el cabello, pero ¿sabemos por qué? La keratina es una proteína esencial para la salud de los tejidos. Se presenta en la composición de la piel, las uñas, dientes y pelo, entre otros. Está presente en diferentes formas, dependiendo su consistencia esencialmente de los diferentes aminoácidos que la componen. 

A medida que se va formando la keratina en el cabello, y en cualquier parte del cuerpo en que está presente, las nuevas células de keratina desplazan a las células muertas de keratina a la superficie, generando una capa protectora. Así el cabello nuevo necesita que la capa de keratina superficial esté bien hidratada para que tener un cabello sano y que no esté quebradizo. Incluso, hay tratamientos con keratina para fortalecer el cabello.

Importancia de la keratina para el pelo

Como dijimos antes, la keratina es importante para el pelo. Todas las capas del cabello están compuestas por un alto porcentaje de keratina (más del 85%). La composición química de la keratina determina que se forme una estructura helicoidal proteínica de mucha fortaleza, con un comportamiento elástico y prácticamente indisoluble. Esa estructura de keratina determina el crecimiento saludable del cabello, creciendo de dentro hacia fuera, con una capa de keratina muerta que cuanto más delgada más sano tendremos el pelo.

Por esta razón, si tenemos señales de cabello débil, como tenerlo reseco y quebradizo, e incluso caída del cabello, debemos actuar en consecuencia.

Cómo producir mejor keratina

Entonces, ¿cómo producimos mejor keratina para tener un cabello más fuerte? Hay un montón de vitaminas para el crecimiento del cabello, entre ellas, la biotina. Este tipo de vitamina B ayuda al organismo en la generación de keratina. Por ello, es importante que tengamos una alimentación rica en vitamina B y en particular en biotina, que está presente en carne de hígado, huevos, leche y en granos enteros, entre otros alimentos.

Usos de la keratina

Con todo lo señalado respecto a la importancia de la keratina para el pelo, podemos tener una idea de por qué existen tratamientos con keratina para el cabello. Estos tratamientos se realizan con productos que tienen keratina en su composición, la cual se obtiene, entre otras formas, de la lana de oveja. La keratina es combinada con otros componentes, como el formaldehído que logra mantener la cohesión de sus moléculas.

Hay una gran variedad de tratamientos, pero el propósito de ellos es obtener un cabello más fuerte y sano, con alta resistencia al calor y a los cambios de temperatura. El tratamiento con keratina suele durar unos dos meses, aproximadamente e implica algunos cuidados, como no lavarse el pelo hasta 3 o 4 días después de haber sido aplicado el tratamiento.

Riesgos de los tratamientos con keratina

El principal problema de estos tratamientos radica en la presencia del formaldehído. Esta sustancia química, como dijimos antes, es usada para los tratamientos a base de keratina. La sola presencia de formaldehído puede provocar irritación de la piel, ojos rojos, náuseas y tos, entre otros problemas. Asimismo, se estima como posible que a largo plazo, el formaldehído provocaría cáncer, pero aún restan pruebas y estudios para sostener esto como una realidad.

Por ello, te recomendamos que si vas a hacerte un tratamiento de keratina, uses uno de marca registrada y autorizada por los organismos de control sanitario correspondiente y que te asegures que las peluquerías en donde te lo realices no utilicen formaldehídos para hacer el tratamiento más fuerte, a la vez que sacan mayores beneficios de una sola unidad de producto mediante su dilución.

Por otro lado, es más importante aún que cuides de la salud del pelo, privilegiando aquellos alimentos sanos para el cabello.

¿Te has hecho tratamientos con keratina? ¿Has notado cambios favorables?

Artículos recomendados